Christian Wolff es un genio de los números que arrastra pesados traumas de la infancia, una madre abandonica y un padre sicópata. Utiliza sus dotes contables para trabajar con algunas la mafia y otros clientes de ese estilo como carteles de la droga y organizaciones terroristas.

El Departamento Jurídico del Ministerio de Hacienda, anda en su búsqueda en el momento que lo contacta un consorcio de robótica que viene siendo robado por algunos empleados infieles, que se han quedado con cerca de 60 millones de dólares. Para Wolff descubrir el fraude significa aumentar su cartera de enemigos.

Su frialdad en la contabilidad también la tiene con la vida, iremos descubriendo que además de ser una máquina perfecta de sumar y restar también lo es de asesinar.

contadorLa idea no es mala, Hollywood al fin de cuentas, pero se nota que el personaje tiene un armado con piezas sueltas de otros guiones y deja algunos hilos poco o mal definidos. A pesar de todo, la trama no pierde interés, para aquellos fanáticos de la películas de acción, con algún contacto con la política.

Y está Ben Affleck, que intenta demasiado no parecerse al Bourne de Matt Damon y ese esfuerzo se le nota y mucho, pero bueno, igual lo disculpamos. Si la intención de los productores fue generar el suficiente interés para que nos dispongamos a esperar la saga de El contador, está bien aunque quizás no le den los números, pero qué duda cabe, seguro que lo intentaran.

3ojookEL CONTADOR
The Accountant. Estados Unidos, 2016.
Dirección: Gavin O’Connor. Intérpretes: Ben Affleck, Anna Kendrick, J.K. Simmons, Jon Bernthal y Cynthia Addai-Robinson. Duración: 128 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here