Otra vez solterona, con una copa de whisky en mano y de fondo Celine Dion al palo. Con el horizonte de la menopausia más o menos cerca, Bridget Jones llegó a sus dulces 43 años aunque ahora sin el galán Mark Darcy, con 20 kilos menos y dejó de calmar sus penas con un atado de cigarros. Jamás tuvo suerte en su vida personal. Sin embargo, su mala racha está por cambiar. Esta vez, no habrá dos hombres en discordia por los que hacerse problema, sino tres. Por increíble que suene, Bridget Jones va a tener un bebé.

A pesar de incontables metidas de pata, se convirtió en una exitosa productora de televisión pero, en cuanto a su vida personal, siempre dejó mucho que desear. Cansada del estrés laboral -una nueva jefa hipster a la que no logra complacer- y decidida a no caer en la depresión, Bridget (Renée Zellweger) se va de fiesta con sus amigas treintañeras, lo que la llevará a conocer a Jack (Patrick Dempsey, un solemne reemplazante de Hugh Grant), el típico ricachón fachero, dueño de una página de citas web -una dulce ironía-. No obstante, el destino la volverá a reunir con su gran amor, el Sr. Darcy (Colin Firth). Con más hormonas que cabeza, quedará embarazada después de tener una aventura con ambos pretendientes casi al mismo tiempo. La pregunta del millón es: ¿Quién es el padre?

Sharon Maguire, reconocida por dirigir a la exótica Bridget Jones, suma la tercera entrega a su lista. Al igual que en la primera y la segunda, Maguire no puede prescindir del tradicional humor inglés que le agrega un toque de chispa a la “desgracias” que le toca vivir a la solterona. No hay lugares para el drama. Además, para agregarle un poco más de picante, Ed Sheeran -el colorado, sí- y Emma Thompson -la eternamente adorada Nanny McPhee- también participaron de esta secuela. Un menjunje de caras conocidas que bien causan furor o algo de melancolía.

El más codiciado multimillonario o el príncipe azul de traje y corbata, ¿a quién elegir? Aunque la primera opción suena tentadora, es difícil escoger a la persona indicada. Amar puede ser duro, pero vale la pena. El amor no es lógica, simplemente dejamos que pase, con muchas idas y vueltas. Si de compatibilidad se tratara, Jones estaría en el horno. Por suerte, decidió pasar a la tercera fase de un gran salto y formar una familia -no de la mejor manera, la vida no es tan linda-. Para evitar confusiones, mejor será fijarse en la fecha de caducidad antes de usar eco-preservativos o, sino, hacer lo que Bridget y buscar un buen partido.

3ojookEL BEBÉ DE BRIDGET JONES
Bridget Jones’ Baby. Reino Unido, 2016.
Dirección: Sharon Maguire. Guión: Emma Thompson, Helen Fielding y Dan Mazer. Música: Craig Armstrong. Fotografía: Andrew Dunn. Intérpretes: Renée Zellweger, Colin Firth, Patrick Dempsey, James Callis, Celia Imrie, Sally Phillips, Nick Mohammed, Joseph Harmon y Emma Thomson. Duración: 122 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here