Compartir

La quinta –y dicen que la última, pero permítanme dudar- película de la saga Inframundo llega para volver a enfrentar a los vampiros con los licántropos –en criollo, aunque no exactamente, hombres lobo- en una batalla que podría ser la definitiva. Por supuesto que en el medio quedan atrapados los seres humanos normales, que para ambas razas no pasan de ser enormes bolsas de sangre.

Selene (Kate Beckinsale), atacada por licántropos y vampiros traidores, sigue aniquilando a todos los que se atreven a enfrentarla. Sin embargo, ella podría ser la clave para terminar la guerra con el apoyo de David (Theo James) y su padre Thomas (Charles Dance). Para lograr su objetivo y mantener a salvo a su hija deberá llegar más lejos que nunca.

La mitología alrededor del universo de Inframundo es complicada para quien no vio toda la saga y Guerras de Sangre no ayuda demasiado. Si bien es la película es digerible para cualquier espectador, si no vio las ediciones previas probablemente salga con muchos interrogantes que calan profundo en las motivaciones de los personajes. Además, la compleja red de relaciones y traiciones de enmaraña más y más a lo largo que avanzan los minutos.

unspecifiedLa más desarrollada en historia es, por supuesto, Selene, que descubre nuevas perspectivas a partir de sus propios errores. David la acompañará e intentará protegerla con éxito y de forma convincente, pero también debe enfrentarse a su destino. También están bien resueltas las motivaciones de los villanos, que aunque un poco megalómanos muestran tener razones para sus actos.

Se agradece enormemente que mantengan la misma actriz como protagonista desde 2003, ya que da mayor sensación de continuidad. Las escenas de acción son vistosas y bien producidas. Llama la atención que algunas batallas se definen más abrupta que otras, incluso a veces rozando el absurdo que lleva a preguntarse “¿de verdad, tan fácil el enemigo que hasta recién era terrible?”. No obstante, la apuesta de Anna Foerster (conocida por dirigir episodios de Outlander) para debutar en cine no pierde solidez y, aunque con tropezones, sabe defenderse –aunque está claro que disfrutrá más un seguidor de la saga-.

3ojookmedio.jpgINFRAMUNDO: GUERRAS DE SANGRE
Underworld: Blood Wars. Estados Unidos. 2016.
Dirección: Anna Fouerster. Intérpretes: Kate Beckinsale, Theo James, Lara Pulver, Tobias Menzies, Bradley James, James Faulkner, Charles Dance. Guión: Cory Goodman. Diseño de producción: Ondiej Nekvasil. Música: Michael Wandmacher. Fotografía: Karl Walter Lindenlaub. Montaje: Peter Amundson. Duración: 131 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here