Compartir

Si cada familia es un mundo, según dicen, los Di Mateo han sentado las bases del Apocalipsis. En los tiempos que corren, las apariencias nos definen, nos engañan y hasta nos lastiman. No resulta increíble si se tiene en cuenta que el ser humano es por definición un poco masoquista. Viven de las puertas para afuera, aunque eso les valga una fructífera y estable relación familiar. A decir verdad, cuando de sacar los trapitos al sol se trata, los lazos irrompibles no existen o importan poco y nada.

Mariana, hija única del Dr. y la Sra. Di Mateo, vuelve a Mendoza, su tierra natal, debido al delicado estado de salud de su padre, después de varios años de vivir en México. No obstante, su verdadera intención es develar todo aquello que ha mantenido oculto en un oscuro silencio y por lo que decidió irse de su hogar. Se reencontrará con un pasado doloroso, dentro de una familia muy conservadora y dispuesta a todo por mantener los roles preestablecidos por la sociedad.

loqueLas mentiras, secretos y polémicas discusiones convirtieron a lo que inicialmente pretendía ser concebido como un drama en una típica y reciclable novela de Pol-ka. Entre constantes vacilaciones, la trama cambia conforme -con poco sentido en ocasiones- a medida que se presentan los hechos -más bien los quilombos- que atentan contra la integridad de la familia Di Mateo. Como de costumbre, suele ser una madre “ejemplar” la que pretende sostener una fachada ficticia. No le sentó nada bien a Ana María Picchio (La tregua), que tal vez ya no está para estos trotes.

Después de participar en varias películas como productor, una de ellas también junto a Catalina Saavedra (La nana), Sebastián Sánchez Amunátegui volcó sin miedo al exceso todo su conocimiento adquirido en el ámbito teatral en su ópera prima como director cinematográfico. Para hacer a la idea, tan sólo diez minutos con Juan Gil Navarro en escena bastaron para presentar la historia, el resto… es extremo melodrama y lloriqueo.

2ojookLO QUE NUNCA NOS DIJIMOS
Lo que nunca nos dijimos. México/Argentina, 2016.
Dirección: Sebastián Sánchez Amunátegui. Guión: Flavia Atencio. Producción: Flavia Atencio, Mónica Gorbea, Antonio Hernández y Sandra Burgos. Fotografía: Juan Carlos Lazo. Edición: Roberto Bolado. Intérpretes: Flavia Atencio, Ana María Picchio, Sandra Burgos, Juan Gil Navarro, Catalina Saavedra, Mario Bertone y Miguel Conde. Duración: 91 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here