A través del decreto presidencial 1346/2016 publicado ayer en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo puso en marcha el nuevo Plan de Fomento para el cine argentino, que había sido anunciado el pasado 29 de septiembre por el presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) Alejandro Cacetta, y fijó los nuevos topes de los subsidios que se entregarán para la producción de películas.

Los subsidios a las producciones nacionales, que surgen de la recaudación impositiva sobre las entradas a salas cinematográficas, tendrán este año un máximo de 17 millones de pesos para filmes de Animación declarados de Interés Especial (la máxima categoría posible) y de 14,5 millones para películas de Ficción o Documentales, también declaradas de Interés Especial y que estén destinadas a “audiencias masivas”.

El cobro de estos subsidios será en etapas que se detallan puntillosamente y dependiendo también de la taquilla que obtenga cada uno de estos filmes.

El decreto, firmado por el presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, destaca también que “resulta menester el establecimiento de un régimen de aplicación de fondos públicos en materia de subsidios, el que, si bien orientado primordialmente al estímulo de la producción cinematográfica, no se desentienda de la generación creciente de audiencias como factor determinante de un acceso creciente del público a la cinematografía como expresión cultural y de convocatoria a la inversión privada, aspecto insoslayable a la hora de pensar en una industria cinematográfica sustentable”.

Según lo que establece el decreto y plantea el Plan de Fomento, habrá tres categorías principales de acceso a los subsidios, aquellos destinados a Producciones de Audiencia Masiva; a producciones cinematográficas destinadas a Audiencia Media; y subsidios asignados por Convocatoria Previa, a través de concursos, destinados a primeras y segundas películas y al desarrollo federal de la industria audiovisual.

Las Producciones de Audiencia Masiva tendrán los siguientes máximos de subsidios:
Animación (sin interés especial): 12.750.000 pesos; Ficción y Documental (Sin Interés Especial): 10.875.000 pesos.
Estas mismas producciones Con Interés Especial podrán recibir un máximo de 17 millones de pesos para Animación y 14,5 millones para Ficción o Documental.
La segunda categoría es la Producciones de Audiencia Media y podrán recibir como máximo, si fueran Sin Interés Especial, 11.250.000 de pesos para Animación y 9 millones para Ficción y Documental; mientras que Con Interés Especial los subsidios ascienden en esta categoría a 15 millones para Animación y 12 para Ficción o Documental.
En cuanto al Subsidio asignado por Convocatoria Previa, los valores son de 6,2 millones para Animación Sin Interés y 5 millones para Ficción o Documental; mientras que si son películas con Interés Especial podrán recibir hasta 7,7 millones en el caso de un largometraje de Animación y hasta 5,5 en el caso de un proyecto de Ficción o Documental.
El pasado 29 de septiembre, el Incaa y el Ministerio de Cultura de la Nación presentaron el nuevo Plan de Fomento para la producción cinematográfica nacional, con retroactividad al 1° de agosto de 2016, en reemplazo del que estuvo en vigencia por una década.

En esa oportunidad, Cacetta subrayó la necesidad de potenciar los recursos públicos y potenciar las diferentes miradas para lograr un impacto real en el universo cultural, en este caso el audiovisual argentino, con el fin de generar nuevas oportunidades para actores, realizadores y técnicos, expandiendo estratégicamente la producción local.
El nuevo plan, que el mismo Cacetta definió como el resultado de “un trabajo en equipo” y de los diferentes encuentros que se tuvieron desde finales de enero con la asociaciones del sector, incluidos distribuidores y exhibidores.

“Hemos encontrado muchas coincidencias, más de las que pensábamos”, explicó Cacetta, además de agregar que esta renovada propuesta permitirá la creación de nuevos puestos de trabajo calificado, y el desarrollo de la producción y exhibición federal, en este último aspecto a partir de una actualización en el funcionamiento de los espacios Incaa y los cinemóviles.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here