Mina es una adolescente que perdió a su madre hace muchos años y que convive con su padre, un cuarentón ocupado en si mismo que la lleva de vacaciones a un playa hermosa. El tedio de Mina va en aumento a medida que los días se suceden sin nada que hacer, los comentarios irónicos y corrosivos hacia su padre mujeriego y ausente se duplican, hasta que conoce a un joven bastante mayor que la encandila aunque lo niegue. Pero después aparece la novia, para conformar un triángulo amoroso-veraniego, casi un género en el cine.

La referencia inmediata es Cuento de verano de Éric Rohmer, pero no, la puesta está centrada en la caprichosa apatía de la protagonista, en los dolores del crecimiento y en la relación con el padre tarambana. Solo en la última parte saca de la latencia el conflicto amoroso -atención con el bello momento del paseo en moto- para dejar abierta la posibilidad de un romance que para este cronista, tuvo gusto a poco.

Wind / Vetar, de Tamara Drakulić (Serbia, 2016)

Artemultiplex Belgrano Sala 3
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here