El director, guionista y productor estadounidense Jonathan Demme, galardonado con un Oscar por el filme El silencio de los inocentes, falleció ayer a los 73 años víctima de un cáncer de esófago.

Con una extensa y reconocida trayectoria, Demme cobró notoriedad por el “rockumental” de la banda Talking Heads Stop making Sense y obtuvo un Oscar a mejor director por El silencio de los inocentes (1991) y dirigió también la multipremiada Filadelfia (1993), protagonizada por Tom Hanks.

El cineasta, además, hizo documentales sobre músicos como Storefront Hitchcock (1998), Neil Young: Heart of gold (2006), Neil Young Trunk Show (2009), Neil Young Journeys (2011) y el más reciente Justin Timberlake + the Tennessee Kids (2016).

Demne en los últimos años se había volcado al terreno televisivo, dirigiendo capítulos de la serie The Killing y de Shots Fired, entre otros.

Demme comenzó su trabajo como camarógrafo, guionista, asistente de dirección y tenía un gusto especial por los documentales pero su carrera como cineasta comenzó con el filme de clase B Caged Heat sobre un pabellón de mujeres afroamericanas en una cárcel, luego le siguió la comedia Crazy mama y el western moderno Fighting Mad con Peter Fonda.

En el 82 conoció a David Byrne y a los Talking Heads, una emblemática banda de la new wave estadounidense para los que filmó el video clip de la canción “Once in a lifetime” y con los que se puso a trabajar en un rockumental notable Stop Making Sense.

Luego llegó a sus manos la oscura novela de de Thomas Harris, El silencio de los inocentes y Demme eligió para encarnar como el frío e inteligente asesino serial a Anthony Hopkins y a Jodie Foster para encarnar a la inexperta agente del FBI Clarice Starling.

La forma de filmar convirtió al filme en un éxito, ganó cinco Oscar, uno para Demme, otro para Foster, un tercero para Hopkins, además de otro por el guión. El filme inició y abrió una moda sobre los filmes sobre asesinos seriales dentro del genero de suspenso.

Tras un par de documentales, Demme tomó otra gran producción Filadelfia que trataba el tema del HIV y la discriminación para un afectado por ese virus que es despedido de su trabajo por haber contraído la enfermedad. El filme fue otro éxito de taquilla y Tom Hanks ganó el Oscar a Mejor Actor y Bruce Springsteen se alzó con la estatuilla a Mejor canción por “Calles de Filadelfia”.

En el 2004 volvió a trabajar con Denzel Washington para una remake de El embajador del miedo que en 1962 protagonizaron Frank Sinatra, Janet Leigh, Angela Landsbury y Laurence Harvey. En este caso, en el 2004, Washington estuvo acompañado por Meryl Streep, Liev Schreiber y Jon Voight.

Su ultimo filme volvió a vincularlo con la música y con Meryl Streep, Ricky and the Flash: Entre la fama y la familia de 2015. Y más tarde la estrella pop Justin Timberlake lo eligió para que filmara el documental con los Tennessee Kids, un grupo de coristas y bailarines de ese estado con los que el músico cerró la gira “20/20 Experience World Tour”.

Fuete: Télam
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here