El mar atrae y repele, también es placentero y a la vez puede ser un espacio que de tan abierto sea aterrador. Legado del mar trabaja en ese sentido, planteando la dicotomía entre lo que el mar ofrece. En primer lugar ofrece fuerza de trabajo, pero como “lugar de trabajo” es tan duro como primario, tan respetable como peligroso. El paso del tiempo es el eje de este documental que muestra cómo la profesión de los pescadores se va adelgazando, desde una manualidad casi artesanal hasta la cadena de recolección más industrializada. Con destellos de tintes políticos, Legado del mar se deja ver serenamente, mientras se alterna entre la emoción de las madres que han perdido hijos en el mar hasta la simpatía árida de ese pescador -Juan Iglesias -que trabajó más de sesenta años en el mar, pasando por anécdotas varias de la gran familia de los trabajadores del mar.

Gastón Klingenfeld se interna en el mar abierto de Rawson, Chubut y logra internarse en el corazón de esa “familia marítima” compuesta de padres, hijos, barcos, perros, abuelos, madres que dan testimonio de su vida a la vera del agua. Cada encuadre está sumamente cuidado, la película es estéticamente bella, tal vez esta belleza de algún modo contraste con la dureza de lo narrado. La rugosidad de la situación, que no deja de ser interesante, no está plasmada en las imágenes que son contradictoriamente demasiado limpias y tersas. Algo similar sucede con el registro sonoro, demasiada música impide que escuchemos los sonidos del mar y la estruendosidad de la violencia del trabajo de esos hombres. La naturaleza es sólo retratada por Klingenfeld sin aprovecharla en la multiplicidad de sentidos directos e indirectos que dispensa.

Los hábitos, las costumbres, las experiencias, en definitiva, la vida de los pescadores, con esa sensibilidad a flor de piel; son la esencia de este documental que se dibuja claramente en la figura de ese barco el Pica 1, que aún surca las costas argentinas. En ese barco, que no deja de ser el protagonista, la vida sucede y las generaciones trasladan su legado empírico de mano en mano.

LEGADO DEL MAR
Legado del mar. Argentina, 2017.
Guión y dirección: Gastón Klingenfeld. Intérpretes: Juan Iglesias, Leonardo Iglesias, Adrián Estergaard, Jorge Estergaard, Miguel Ángel “Chino”, Velázquez, Néstor Vega, Santiago “El Chaqueño”, José María Barrientos, Herminia Centeno, Anita Terenzi, Diego Iglesias, Juan Signorelli, Carla Velázquez, Ernesto “Taca” Rafa, Jorge Iglesias, Christian Melgar, Jerónimo Presentado, Manuel Puebla, Elda Barrientos. Producción: Rosalía Ortiz de Zárate, Gastón Klingenfeld. Duración: 63 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here