Hace algunos años en un país muy lejano, existió algo que se etiquetó como Nuevo Cine Argentino (NCA), una denominación que se acuñó a partir de la irrupción de un potente grupo de películas realizadas por un puñado de cineastas jóvenes que revitalizaron el alicaído panorama local con temáticas diferentes, propuestas arriesgas y una vitalidad sorprendente. Con el tiempo aquellos realizadores generaron su propio universo -productoras, festivales afines, críticos ídem, etc.- y en pleno auge del movimiento se estrenó UPA! Una película argentina (2007), una ácida y divertida parodia sobre el mundillo en cuestión, en donde los egos, la cuestión de la financiación externa y cierto costado snob del NCA -temas que estaban en plena discusión por aquella época- eran abordados con ferocidad por Santiago Giralt, Camila Toker, Tamae Garateguy y Eva Bär.

Lo cierto es que más allá de las exageraciones y desprolijidades, el film hizo ruido dentro de los limitadísimos límites del cine argentino. Diez años después llega a los cines UPA! 2: El regreso, otra vez con Giralt, Toker y Garateguy (sin Bär) asumiendo el doble rol de directores y protagonistas del relato, que los muestra más grandes, más pedantes, más maliciosos y definitivamente más miserables. Si en la primera según su propia mirada condescendiente Giralt era el artista que daría que hablar en el futuro y que trataba de estar a la altura, con un Works in Progress que tenía como horizonte nada menos que la obra de Ingmar Bergman, diez años después finalmente se concreta la posibilidad de hacer la película, pero claro, también para Toker y Garateguy pasó una década y ambas, una como actriz y la otra como productora, tratan de sobrevivir en el necio acotado del cine nacional, en donde parece que nada cambió demasiado. El cuadro se completa con el ingreso al proyecto de Nancy Dupláa en plan diva y Martín Slipak como el actor del momento, ambos ajustados y dispuestos a dejarse llevar por el planteo irónico del relato. Y no es un dato menor que el Bafici sea una parte central de la trama -con el ex director de la muestra Marcelo Panozzo y el crítico Diego Lerer incluidos-, teniendo en cuenta que el festival fue un factor innegable a la hora de validar al NCA.

Aún cuando ya no cuenta con el factor sorpresa, UPA! 2: El regreso mantiene la ferocidad de su predecesora y transita el mismo camino, para diagnosticar que incluso cuando el término NCA ya está perimido, las taras, las agachadas y la burbuja del críptico mundo del cine local independiente siguen siendo las mismas.

UPA! 2: EL REGRESO
UPA! 2: El regreso. Argentina, 2015.
Guión y dirección: Tamae Garateguy, Santiago Giralt y Camila Toker. Intérpretes: Tamae Garateguy, Santiago Giralt, Camila Toker. Martín Slipak, Nancy Dupláa. Fotografía: Connie Martin y Nacho Aveillé. Música: Emisor. Edición: Andrés Quaranta y Wenchi Bonelli. Dirección de arte: Laura Felgueras. Sonido: Guillermo Picco y Pablo Gamberg. Duración: 80 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here