La adopción es un tema que siempre está latente en la sociedad y cada cierto tiempo adquiere el carácter de actualidad cuando llega a los medios de la mano del tráfico de personas. Con mayor o menor suerte, en general el cine aborda esta problemática trata de esquivar los lugares comunes y los golpes bajos cuando inevitablemente, confronta la necesidad de adoptar vs. las necesidades de alguna madre o familia sumidas en la pobreza. Una especie de familia es la quinta película de Diego Lerman y nuevamente retrata el universo femenino, esta vez centrándose en la maternidad, aunque también incluye la violencia ejercida desde el Estado, el machismo y las asimetrías, temas centrales en Refugiado y La mirada invisible.

Con un gran fuera de campo que explicaría la historia de Malena (gran trabajo de Bárbara Lennie) y las razones por las cuales se encuentra a punto de viajar a Misiones para adoptar un bebé por nacer, la protagonista muestra un abanico de emociones, en donde se mezcla la expectativa por la inminente concreción de su deseo de ser madre con la incertidumbre del viaje y el miedo de que algo no salga como tenía previsto.

Entonces llega el viaje de la médica, que por todo contacto en Misiones tiene a el doctor Costas (impecable Daniel Aráoz), que le facilita el acceso a la mujer que entregará su hijo y el resto de los tramites de adopción legal. Pero nada es lo que parece y mientras se acerca el momento del nacimiento del bebé, el relato se va enrareciendo conforme la historia empieza a girar hacia el tráfico de personas, una red aceitada y siniestra que influirán en las decisiones éticas y morales de la protagonista, sin su pareja -apenas se hará presente al final de su travesía-, solo acompañada por la angustia y su deseo de ser madre.

Eludiendo el paternalismo o cualquier mirada maniquea -que por caso y más allá de las buenas intenciones, se insinuaban en Nordeste, un film sobre el mismo tema-, Lerman demuestra una vez más que es un gran narrador, que su mirada sobre los temas que aborda está lejos de ser intrusiva o superficial, y que su sensibilidad pone los límites precisos para no caer en golpes bajos o efectismos.

UNA ESPECIE DE FAMILIA
Una especie de familia. Argentina/Brasil/Polonia/Alemania/Francia/Dinamarca, 2017.
Dirección: Diego Lerman. Guión: Diego Lerman y María Meira. Intérpretes: Bárbara Lennie, Daniel Aráoz, Claudio Tolcachir, Yanina Avila. Fotografía: Wojtek Staron. Música: José Villalobos. Edición: Alejandro Brodersohn. Duración: 95 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here