Un hecho policial verídico es el punto de partida para esta fascinante película italiana que llega a una cartelera plagada de grandes lanzamientos y a la vez, a punto de tomarse un descanso de fin de año. Si bien el cine italiano ya no tiene el poderío de antaño, algunos de sus estrenos suele dar en centro del gusto de los espectadores argentinos, si es que existe semejante categoría. En la vida real el caso que cuenta Luna, una fábula siciliana conmovió a la sociedad italiana, en tanto la historia comenzó con el secuestro de un niño de 13 años por la mafia y mantenido en cautiverio durante más de setecientos días.

El realizador Fabio Grassadonia escribió un relato con mucho de poesía y toques fantásticos, tomando como centro de la historia a una chica amiga del secuestrado que se niega a aceptar esa desaparición, pero que se aparta de la investigación de carácter policial para meterse en el mundo de lo onírico y lo fantástico. Hay mucho de la serie Stranger Things y un poco del surrealismo que supo hacer grande al cine italiano.

No es un camino sencillo el que eligieron los responsables, pero la verdad es que el espectador se ve inmerso en una extraña imaginería siciliana, que por momentos llega a ser bastante poética. Rara y un poco desconcertante pero indudablemente creativa y sólida Luna, una fábula siciliana puede ser una buena opción para aquellos que no se sientan demasiado atraídos por ninguno de los lados de La Fuerza.

LUNA: UNA FÁBULA SICILIANA
Sicilian Ghost Story. Italia/Francia/Suiza, 2017.
Dirección y guión: Fabio Grassadonia y Antonio Piazza. Intérpretes: Julia Jedlikowska, Gaetano Fernández, Corinne Musallari, Andrea Falzone, Federico Finocchiaro, Lorenzo Curcio, Vincenzo Amato, Sabine Timoteo, Filippo Luna, Rosario Terranova. Producción: Carlotta Calori, Francesca Cima, Massimo Cristaldi y Nicola Giuliano. Duración: 122 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here