Compartir

El uruguayo Gustavo Hernández reincide con el género cuando vuelve a plantarse en el set a la cabeza de un thriller de suspenso, en esta oportunidad, fuera del circuito independiente. No dormirás, su tercer film, narra la historia de una joven actriz que sueña con triunfar, es por eso que la película, si bien enmarcada en un contexto de intenso suspenso, propone no sólo una oportunidad para experimentar el miedo, sino una excusa para reflexionar acerca del comportamiento humano y los sacrificios que todo aquel que quiera cumplir sus sueños debe transitar.

Bianca (De Dominici) vive al cuidado de su padre con Alzheimer mientras que intenta triunfar en el mundo de la actuación. De casting en casting y con el objetivo siempre puesto en el éxito, el agotamiento mental y físico de su rutina cotidiana, muchas veces la dejan afuera lograr el rol protagónico, por lo tanto, éste se transformó en su meta: dejar de ser Ismene, para, por fin, convertirse en Antígona. Al parecer, luego de tanta lucha personal, el día llegó, y tras una nueva función en un teatro pequeño de la capital, un hombre misterio le ofrece el papel protagónico de su vida, sólo que, a cambio deberá pagar un costo muy alto. Tentada por la suerte, Bianca acepta la propuesta dando comienzo a una larga peripecia en la que se pondrán en tela de juicio las facultades psíquicas propias y de quienes la rodean.

Para acceder al rol principal deberá pasar algunas pruebas creadas por la vanguardista directora de teatro Alma Bhon (Belén Rueda), una entusiasta de los métodos alternativos de creación de personajes, esta vez incursionando en una teoría que aboga sobre los beneficios sensoriales que provoca la privación de sueño. Los actores se vuelven más perceptivos, maleables y dóciles, pero la leyenda cuenta que una vez superadas las 108 horas sin sueño, más que hipersensibilidad lo que se experimenta es el pasaje a otro lado, un limbo donde las almas se pueden adueñar de tu ser. Y, por supuesto, esto sucederá cuando a Bianca la ofrezcan el papel de Dora, una madre que no podía querer a su bebe. Pero parece que Dora más que un personaje de ficción, fue una verdadera mujer que atravesó esa dura situación. ¿Podrá Bianca finalmente encontrar la forma de componer el personaje de Dora sin caer en la locura víctima de la privación prolongada de sueño?

No dormirás es la respuesta a esta pregunta y la invitación a reflexionar acerca del mundo de la actuación. Y es en este punto donde considero que a grandes rasgos el film falla cuando se interesa por más de un tema importante y no logra desarrollarlo con claridad. Sin embargo, su cast es de muy buen nivel con Rueda a la cabeza que le aporta ese toque de misterio que buscamos cuando vamos a ver “una de terror”. Otro punto a destacar es la buena dosificación del suspenso y un uso moderado del efectismo del susto, bien aprovechado en momentos precisos que los hacen resaltar y cobrar sentido expresivo sin caer en la previsible repetición.


NO DORMIRÁS

No dormirás. Argentina/España/Uruguay, 2018.
Dirección: Gustavo Hernández. Guión: Juma Fodde. Intérpretes: Belén Rueda, Eva De Dominici, Germán Palacios, Eugenia Tobal, Natalia de Molina, Juan Manuel Guilera, Susana Hornos, María Zabay, Miguel Ángel Maciel, Joche Rubio. Producción: María Luisa Gutiérrez, Ignacio Cucucovich, Cristina Zumárraga, Pablo Bossi y Agustín Bossi. Distribuidora: Fox. Duración: 90 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here