La nueva película de Juan Pablo Martínez realizador de Luna en Leo (2003) o Desmadre (2012) codirigida con Jazmin Stuart) entre otras, se diferencia de sus trabajos anteriores al partir de un guion propio, en el que apuesta a narrar una historia desde la capacidad descriptiva de las imágenes y la puesta en escena, prescindiendo, casi por completo, de los diálogos.

Las primeras imágenes son las de Juan (Germán Palacios), respirando con dificultad el aire que no le alcanza. Trabaja en la mina de carbón de Río Turbio. Es un hombre de mediana edad, solitario, hermético y con una salud endeble a causa del trabajo. Vive de forma austera en una casa pequeña y apartada. De regreso a su hogar, en medio del paisaje yermo de la Patagonia Argentina, se cruzará accidentalmente con Anna (Sofía Rangone), una mujer joven y abatida por la desaparición misteriosa de su esposo, un alto empresario de la minería donde trabaja Juan.

Ambos viven aislados. Están y se saben solos en el mundo. A su manera, comienzan un vínculo afectivo que les cambiará su realidad anodina, sin mediar palabra. En Emma las acciones son mínimas, el silencio de las imágenes da lugar al diálogo gestual y corporal de los protagonistas: dos seres introspectivos que comienzan a compartir su tiempo y espacio. Se ayudan desde el afecto y la solidaridad. El tono intimista del relato atravesará una historia que avanza muy lentamente, predominando los interiores oprimidos ante la fragilidad de esos seres.

La película se divide en tres locaciones diferentes, a través de las cuales el realizador propone distintos tonos en la fotografía, el vestuario y la ambientación para describir los cambios emocionales que atraviesan los personajes, principalmente, Anna. Un recurso necesario ante la falta de palabras, que no deja de resultar algo sorprendente y desconcertante en relación a la densidad dramática que se venía sosteniendo. El giro más hacia el final, resulta algo más placentero.

Después de ser exhibida en diferentes festivales, fue premiada como Mejor película en el New Jersey International Film Festival 2017 (New Jersey, EEUU). Y su protagonista, Sofía Rangone fue elegida Mejor Actriz en el Nice International Film Festival 2017 (Niza, Francia), quien realizó un destacado trabajo junto a Germán Palacios.

La exigencia de Martínez por querer narrar apartándose de los diálogos, casi como un ejercicio experimental, no logra generar el lirismo y la complejidad visual a la que apunta todo el tiempo. Emma necesita decir algo más.

EMMA
Emma. Argentina/España, 2017.
Guión y dirección: Juan Pablo Martínez. Intérpretes: Germán Palacios, Sofía Rangone, Jazmín Stuart y Ezequiel Díaz. Fotografía: Adrián Lorenzo. Música: Federico Travi. Edición: Javier Favot. Dirección de arte: Valentina Dariomerlo. Sonido: José Caldararo. Distribuidora: Primer Plano. Duración: 76 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here