Compartir

Los positivistas piensan que por el solo acto de nombrar alguna cosa o ser vivo quien bautiza se convierte el poseedor de dicho ser u objeto. Llámame por tu nombre coquetea con esta idea cuando, mediante intercambio de nombres, el acto de posesión se ve doblemente expuesto. Oliver es de Elio y viceversa.

Ambientada en la campiña italiana a principio de los años ochenta, el film de Luca Guadgnino es una poesía teen al primer amor. Con muchos rasgos del coming of age, Call me by your name expone el drama de un joven adolescente (intelectual y chanchero) quien está descubriendo el sexo. En el seno de una familia de profesionales de la ciencia, sus integrantes darán hospedaje a Oliver, un joven norteamericano que desea colaborar en tareas arqueológicas. Pronto el extranjero conquistará la atención de Elio, y será allí cuando el núcleo temático del film explote en una suerte de drama romántico homosexual.

Oliver (Armie Hammer) llega a la mansión de veraneo de la familia pluricultural de raíz judía a pasar una temporada de investigación científica. Lo que no sabe es que pronto se verá envuelto en una trama de seducción iniciada por Elio (Timothée Chalamet) el joven adolescente de la casa. La estancia en la campiña se vuelve romántica y sensual cuando luego de algunos indicios ambos hombres finalmente se encuentran.

Llámame por tu nombre es bella desde donde se la mire. Más allá de explorar un tema tabú para aquella época, el film se despega de ese prejuicio para poner en escena una película alejada de los lugares comunes. El amor, el despertar sexual y la religión son sus tópicos centrales, sin embargo, nada de lo que allí se ve se encuentra atravesado por la mirada moral o la bajada de línea.

Además, se pueden ver influencias del cine de Rhomer quien en parte inspiró otras poéticas como las de Xavier Dolan y Valerie Donzelli entre otros realizadores francófonos. Estos rasgos pueden verse en la obsesión por los detalles, la calidez del relato audiovisual y la preocupación por la puesta en escena de un micro universo queer evitando el punto de vista del prejuicio de tantos otros discursos vigentes.

LLÁMAME POR TU NOMBRE
Call Me by Your Name. Italia/Francia/Brasil/Estados Unidos, 2017.
Dirección: Luca Guadagnino. Guión: James Ivory. Intérpretes: Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel, Victoire Du Bois, Vanda Capriolo, Antonio Rimoldi, Elena Bucci, Marco Sgrosso. Producción: James Ivory, Luca Guadagnino, Emilie Georges, Marco Morabito, Howard Rosenman, Peter Spears y Rodrigo Teixeira. Distribuidora: UIP. Duración: 132 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here