Manuel Puig fusiona con maestría la literatura y el cine. No sólo se destaca por su estilo narrativo sino por su escritura visual, el perfil de sus personajes y porque el cine lo nutrió de historias. De chico, en su pueblo de General Villegas iba todas las tardes al cine con su madre. Leía mucho, era muy observador y solitario. “Mi pueblo parecía extraído de una película de western”.

En sus dos primeras novelas “La traición de Rita Hayworth” y “Boquitas Pintadas”, ésta última llevada al cine por Leopoldo Torre Nilson en 1974, Coronel Vallejos da nombre al pueblo donde desarrolla sus historias. La minuciosa descripción de Vallejos es una imagen del prototipo de pueblo ubicado en la pampa bonaerense, y basado en su lugar de origen, General Villegas. Los habitantes se sintieron criticados y reflejados en esas páginas, donde se exponían sus vidas con defectos y virtudes. Nunca le perdonaron esa “traición”. Y Puig no regresó jamás a ese lugar.

Regreso a Coronel Vallejos del realizador Carlos Castro (Abierto por quiebra, 2004; Alicia y John, el peronismo olvidado, 2009 y Jauretche en pantalones cortos, 2015), aborda la relación entre Villegas-Puig-Vallejos, desde donde reconstruye los vínculos que (des)unieron la imagen del escritor con sus orígenes, a partir de la publicación de las novelas.

El documental no esconde su homenaje y admiración a Puig. Se lo muestra en un reportaje y escuchamos algunos audios, que lo acercan un poco más al espectador. Sin embargo, será la bibliotecaria y oriunda del lugar, Patricia Bargero, analista de la obra del autor, quien aportará un marco más literario y se volverá otra protagonista. A través de su historia personal, nos acercamos a ese pueblo de gente ofendida y resentida hacia un intelectual que ventilaba sus asuntos en público. La apodaron la “La viuda de Puig”, por ser la encargada de difundir toda la obra del escritor en escuelas y talleres literarios. Actualmente, es propietaria de la casa donde el escritor vivió con su familia. Una bella forma de reconciliarlo con la gente del lugar.

Con una cámara a la altura de la silla de ruedas que moviliza a Patricia, recorremos las calles de Villegas, desde su punto de vista. Toma testimonios a distintos villeguenses, como el trío de amigas cómplices de sus secretos sentadas frente a cámara, en un plano fijo; dialoga con un amigo de la infancia de Puig; visita familiares de los personajes a los que alude Boquitas Pintadas, como el del galán Juan Carlos Etchepare; y hasta entrevista al escritor Mempo Giardinelli, quien reivindica la figura del escritor que hizo famoso a Villegas. Las imágenes de archivo, los audios y las críticas sobre la novela en los diarios locales, terminan de completar todo el material.

En su recorrido por diversos festivales, la película recibió el Primer premio al documental por el Fondo Nacional de las Artes, 2017 y la Primera Mención Panorama Argentino en 4° FIDBA, 2017, entre otros reconocimientos.

El primer acierto del documental, es acercarnos a la obra de éste gran escritor. En ese hurgar, el relato mantiene un ritmo parejo no sólo por el trabajo de edición, sino por la intervención reflexiva y simpática de Patricia, quien se siente una heroína de sus novelas.

En Regreso a Coronel Vallejos, Castro dialoga con el pasado saldando una deuda pendiente con su lugar de origen. Al volver, da cuenta de aquellas costumbres “de pueblo chico infierno grande”, que no han cambiado demasiado. Las diferencias sociales, culturales, y políticas siguen pesando en un pueblo de raíces conservadoras, que distaba mucho del pensamiento y la formación de Puig. Recién hace quince años, se colocó un cartel con el rostro del escritor en la entrada de Villegas; un pueblo que, para muchos, inspiró dos libros maravillosos.

REGRESO A CORONEL VALLEJOS 
Regreso a Coronel Vallejos, de Carlos Castro. Argentina, 2017.
Director: Carlos Castro. Guion: Carlos Castro y Gustavo Alonso, basado en textos de Patricia Bargero. Intérpretes:Patricia Bargero, Graciela Goldchluk, Mempo Giardinelli, Felisa Pinto, Edgardo Leiva, Manolo Rodríguez, José Luis Chavarri, Raquel Piña, Marta López, Noemí Formica, Blanca Pérez y Alicia Azparren.Investigación Fílmica y Fotográfica: Patricia Bargero, Carlos Castro, Tatiana Zlatar, Silvia Quiroga .Director de Fotografía: Ignacio Izurieta. Cámara: Patricio Ramos. Edición: Leonard Cauzill. Dirección de Sonido: Nicolás Volontz.Música Original: Fernando Alonso, Manolo Rodríguez y su banda. Duración:72 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here