Compartir

Una misión es dada a unos personajes que, desde el inicio, se comportan como verdaderos antihéroes. ¿Quién sería entonces el Héroe, según ese viejo modelo aún vigente a la hora de conformar la narrativa de los géneros populares, en esta película uruguaya? Indudablemente la presencia en el filme de Pepe Mujica, lo reconfirma inmediatamente como uno de los personajes más afables, simpáticos y sencillos no solo del universo ficticio que trabaja la película, sino de todo el Universo. Será el jefe de la banda que lidere la misión que emprenderá viaje hacia EEUU. Este hombre que ha sido ex guerrillero, ex preso y ahora ex presidente; se muestra como un actor poco dotado pero terriblemente carismático.

Uruguay ha decretado la ley de acceso a la marihuana, el problema surge cuando escasean las plantaciones y el negocio – legal y licito- de la venta del cannabis para uso medicinal y/o recreativo se ve afectado. Una misión formada por un joven farmacéutico, su madre y un policía uruguayo viajan a EEUU a fin de convencer a alguien, a cualquiera, del traslado de algunos kilos de cannabis desde el país del Norte hasta nuestro país vecino. Innumerables gags se suceden uno tras otros, algunos desopilantes otros no tanto. La película va formándose con fragmentos de documentales, con reuniones, con festivales, con agentes de policía todos ellos falsos, ficcionalizados. En este caso la ficción aparece como soporte de un género como la comedia, donde sus principales materiales han sido falseados. Sin embargo, quien esto escribe cree que hay algo más detrás de esta comedia popular, algo que puede visionarse como un gesto político que se dispara en varias direcciones. Es, en principio un homenaje a ese ex presidente único en el continente; también es una sátira sobre el mundo violento del narcotráfico y sobre la imposibilidad de ver en el cannabis algo recreativo y medicinal.

La comedia siempre pone en escena tensiones que pueden ser sociales, económicas, afectivas, culturales. Un género que desde su origen visualiza conflictos más allá del puro entretenimiento. Por ejemplo, la secuencia en la que en una ciudad de EEUU, todos los trabajadores de la calle, disfrazados de personajes de reconocidos dibujos animados, son latinos. Acá, hay, inevitablemente una mirada política sobre la situación de los inmigrantes en el país del Norte.

La comedia, un género popular que aun, degradado o subvertido, subsiste como uno de los modos de la resistencia a la cultura hegemónica.

TRAIGAN EL PORRO
Traigan el porro. Uruguay, 2017.
Dirección y guión: Denny Brechner. Intérpretes: Denny Brechner, Talma Friedler, Gustavo Olmos, José “Pepe” Mujica, e Ignacio Roqueta. Fotografía: Alfonso Guerrero y Marcos Hecht. Edición: Duane Ríos. Distribuidora: Cinemark Argentina. Duración: 75 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here