Compartir

Año 2028 en Los Angeles, un asalto a un banco sale mal y dos de los miembros de la banda van a esconderse al Hotel Artemis -que es justamente el título original de la película- que se maneja en un límite estrecho entre la comedia negra y el policial. El hotel está manejado por Jean (Jodie Foster) una enfermera que vive recluida porque sufre un caso severo de agorofobia. Lo que hace Jean junto a su ayudante Everest (Dave Bautista), es atender a un circuito selecto de delincuentes que pagan su cuota y cumplen reglas estrictas de privacidad, un poco como el hotel que regenteaba Ian McShane en John Wick: Pacto de sangre. Nadie conoce el nombre real de quienes buscan hospedaje en el Hotel Artemis.

Jean sabe que violar las normas puede deparar desastres y pese a eso, ella misma llegado un punto de la historia viola el código para atender nada menos que a una policía.

El elenco reúne al siempre efectivo y eléctrico Charlie Day junto a Zachary Quinto y Jeff Goldblum entre otros para llevar adelante una historia que presenta vueltas de tuerca y sorpresas que mejor no revelar.

Todo lo que pasa dentro del hotel se vuelve cada vez peor, ya que la ciudad está en llamas por reclamos de los desclasados que luchan en un mundo horrible por el agua.

A la hora del balance, la batidora de géneros funciona a medias, la película se queda a mitad de camino y queda la impresión de que hubo que editar bastante el resultado final.

HOTEL DE CRIMINALES
Hotel Artemis. Estados Unidos/Reino Unido, 2018.
Dirección y Guión: Drew Pearce. Elenco: Jodie Foster, Sterling K. Brown, Sofia Boutella, Jeff Goldblum, Brian Tyree Henry, Jenny Slate, Zachary Quinto, Charlie Day, Dave Bautista, Kenneth Choi. Producción: Simon Cornwell, Stephen Cornwell, Marc Platt y Adam Siegel. Distribuidora: Diamond Films. Duración: 94 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here