Compartir

Horas antes de la premiere de Rojo, incluida en la Competencia Oficial de la 66º edición del Festival de San Sebastián, su director Benjamín Naishtat y el actor Darío Grandinetti hablaron con Subjetiva sobre la película, que aborda la complicidad civil y el silencio que propició la última dictadura militar.

La película, ambientada en los años 70 en la Argentina antes del golpe militar que derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, recorre el mismo camino de silencios que acompaña a sus protagonistas, un abogado de prestigio (Grandinetti) y un detective famoso con programa en la tele (Castro).

Una muerte violenta, unos colegiales que ensayan una obra de teatro, se mezclan en un extraño y atrevido ejercicio cinematográfico que culmina en el desierto, en un enorme combate actoral entre los dos grandes maestros latinoamericanos.

Edición de video: Juan Manuel Marinaro

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here