Compartir

Todavía la nueva propuesta del realizador Tomás Sánchez, es una suerte de continuación o segunda parte de su primera película Otro corazón (2012), donde comenzó a reflexionar sobre el tema de la donación de órganos y la dificultad que padecen los pacientes que esperan largamente recibir un trasplante. La película buscó concientizar sobre la importancia de donar para dar vida a otro. Durante el proceso de producción, Sánchez conoció al doctor Jorge Rodríguez Kissner, un médico que pasó por un trasplante de corazón, en quien se basó de su experiencia para realizar Todavía.

Con un gran elenco encabezado por Betiana Blum, Beatriz Spelzini (ambas, protagonistas de Otro corazón) junto a Pablo Rago, Hugo Arana, Víctor Laplace, Martín Slipack y Romina Gaetani, se continúa con la temática, pero a partir de una mujer recientemente trasplantada. Aralia (Betian Blum), un pianista en pleno proceso de adaptación post quirúrgico, transita ésta segunda oportunidad de vivir. Al quedar viuda, convoca a sus tres hijos para esparcir las cenizas de su marido (Laplace) junto a la banda de músicos donde tocan y hacer un concierto homenaje. El hecho de reunirlos a todos y viajar primero a Chapadmalal, y luego a Purmamarca (Jujuy), será un intento para unir los lazos que los separan, saldar lo pendiente y volver a ser una familia.

Desde el inicio, se introduce la voz en off de Aralia cuando le habla a su difunto marido; un Victor Laplace que aparece vestido de blanco y que sólo ella puede ver y escuchar, una y otra vez, enlazando las escenas. Junto a ese recurso, se acompaña de fondo el leit motiv musical a cargo de Javier López del Carril, responsable de la música de la película, que se aplica en toda ocasión sentimental. Al igual, que el subrayado de violines en determinas escenas, que anticipan una propuesta que recuerda aquel cine argentino superado por la generación del noventa.

Sánchez intenta acercarse a una temática delicada y sensible, a través de una comedia dramática para toda la familia, donde aplica todos los clichés del género. La película podría ser una metáfora del lema “la vida es un trabajo en equipo”, como dice el personaje de Hugo Arana. Bajo esa premisa, el aspecto narrativo y la puesta en escena se reducen a ser simples vehículos para unir escenas donde los roces y conflictos interpersonales, los reproches entre hermanos, las cenizas del muerto en una cartera que siempre se pierde, forman un cúmulo de situaciones forzadas y previsibles. Apelando al humor, los afectos y el romance, los actores se cargan la película al hombro, para sostener el tema de fondo.

Todavía, como el adverbio que tiene por título, indica algo en desarrollo, presupone aquello que aún no concluyó y que se conecta al presente. Y eso se traduce en su formato, porque sigue conectada a su antecesora, no termina de ser un documental apelativo auspiciado por el INCUCAI, ni logra ser una sólida ficción que aborde el tema en profundidad, más allá, de la mirada solidaria y bien intencionada de su realizador, y de haber sido declarada de interés Cultural y Educativo por el Ministerio de Educación y Cultura de la Nación.

TODAVÍA
Todavía. Argentina, 2018.
Dirección y guion: Tomás Sánchez. Intérpretes: Betiana Blum, Hugo Arana; Romina Gaetani, Pablo Rago; Paula Reca, Martín Slipak, Beatriz Spelzini, Anabel Cherubito, Silvina Bosco y Victor Laplace. Dirección de fotografía y cámara: Marcelo Iaccarino (ADF). Edición: Cesar Custodio (SAE). Música: Javier López Del Carril/ Sonido: Jésica Suárez. Duración: 90 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here