Compartir

Estamos en tiempos de sororidad, de empoderamiento femenino y este clima no se limita a la Argentina sino en territorios complicados como Jerusalem, en donde el conflicto político con el pueblo palestino lo particular y lo público tienen fronteras difusas y eso es lo que aprenden en carne propia los protagonistas de El affaire de Sarah y Saleem, que arranca cómo un melodrama que compromete a una pareja de enamorados para terminar en un juicio donde se deben dirimir cuestiones que hacen a esencia del ser humano.

Sarah (Sivan Kerchner) y está casada con David (Ishai Golan) que es teniente de la policía israelí pero que cuenta con un pasado profesional en el ejército combatiendo a la militancia palestina. Saleem (Adeeb Safadi) es palestino y trabaja como repartidor de productos de confitería, lo cual lo obliga a viajar por distintas ciudades y uno de los locales que abastece Saleem es la pequeña cafetería Sarah. Cuando empieza la película, Sarah y Saleem ya están viviendo un romance que cualquiera que no esté enceguecido por el romance puede advertir que es problemática. Así es como de a poco se van acumulando situaciones aparentemente inofensivas, pero que van marcando un camino de drama de manera bastante clara.

El descuido con el que viven su amor casi prohibido Sarah y Saleem desemboca en una acusación contra el palestino, que a pesar de no tener ninguna militancia política aparece como sospechoso de acercarse a Sarah, solamente para tener información del marido policía de ella. La policía israelí y los grupos de la lucha palestina se involucran en una investigación que hace que lo privado se vuelva peligrosamente público. En este punto aparece Bisan (Maisa abad Elhadi), la esposa de Saleem, que es profesora universitaria y está embarazada.

El relato se desenvuelve como un drama magnificado por las circunstancias externas. Expone a sus personajes a dilemas morales y éticos pero nunca se vuelve sentenciosa ni se embandera con ninguna posición, lo que da como resultado una de película inteligente con muy buenas actuaciones y que confía en el espectador no entregándole todo pre digerido.

EL AFFAIRE DE SARAH Y SALEEM
The Reports on Sarah and Saleem. Palestina/Holanda/Alemania/México, 2018.
Dirección: Muayad Alayan. Intérpretes: Adeeb Safadi, Saleem Sivane, Kretchner, Sarah Ishai Golan y David Maisa Abd Elhadi. Guión: Rami Alayan. Fotografía: Sebastian Bock. Música: Frank Gelat, Charlie Rishmawi y Tarek Abu Salameh. Distribuidora: CDI Films. Duración: 127 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here