Compartir

En la guerra entablada entre los gigantes creadores de superhéroes, hubo una época en la que Marvel estaba bastante lejos de DC, pero en las últimas décadas y por un estudiado asalto al mundo del cine Marvel sacó la delantera y mientras las películas de los Avengers juntos ypor separado fueron creando un universo en constante expansión, los responsables de DC asociados a Warner no dan pie con bola a tal punto que Batman, uno de sus personajes más rendidores, hoy no tiene quién lo encarne mientras que se preparan dos películas sobre el Joker y no hay noticias de Superman.

Curiosamente es la Mujer Maravilla la que está cerca de tener una nueva aventura en cine y mientras eso ocurre, el último mes del año trae una película de un superhéroe que en otras épocas figuraba en un tercer o cuarto plano: Aquaman. Los personajes principales de DC parecen estar cansados, así que mientras resuelven que hacer con ellos la reserva del Palacio de la Justicia aguanta los trapos.

Aquaman es un héroe mitológico, mitad humano, mitad Atlante, ya que su madre era una diosa y reina de las profundidades y su padre un humano que se dedica a cuidar un faro. Eso se cuenta en esta primera película que tienevarios virtudes robadas de las películas de Marvel, hay un gag directamente copiado de Thor: Ragnarok. El hijo de Atlanna (Nicole Kidman) y el cuidador del faro crece sin la madre al lado, ya que siendo este muy pequeño ella debió volver a las profundidades del océano para cumplir su papel dentro de uno de los reinos que existen allí en lo profundo.

Ya de grande el niño es una Aquaman, un héroe reconocido por aquellos que viven en el mar. Aquaman interviene para defender embarcaciones de desastres naturales o delos ataques de los piratas. Pero la extraño paz establecida entre la superficie y los reinos submarinos está por romperse porque el hermanastro de Aquaman está lanzando una cruzada para limpiar el océano en principio y aniquilar a los humanos si es necesario para limpiar los océanos. El conflicto hace que desde el fondo del mar algunos partidarios de la convivencia pacífica busquen al hijo de Atlanna para que haga entrar en razones a su hermanastro o vencerlo,en una lucha por la corona del reino que unifique los pueblos subacuáticos.

Enormes batallas superpobladas de efectos especiales, algo de humor y toques de drama con algo de Shakespeare subacuático. El disparate de Aquaman es mucho más llevadero que el plomazo edípico de Superman y Batman en las anteriores películas de DC. Parece como si a los héroes de DC la seriedad los volviera aburridos y el resultado pensado por los ejecutivos resultó ser volver al mundo de la historieta y quitar todo vestigio de dramatismo. Las cosas parecen encaminarse de la mano de la Mujer Maravilla que no envejece y atraviesa la historia humana del SXX y del mutante mitad humano mitad dios que se conecta con el mundo subacuático. Los amantes de las historietas agradecerán el rumbo que DC va tomando mientras que los amantes de los cómics más oscuros y para adultos tendrán que armarse de paciencia y esperar qué les depara 2019.

AQUAMAN
Aquaman.Estados Unidos/Australia, 2018.
Dirección: JamesWan. Guión: Will Beall y David Leslie Johnson-McGoldrick.Intérpretes: Jason Momoa, Amber Heard, Willem Dafoe, Patrick Wilson,Nicole Kidman, Dolph Lundgren, Yahya Abdul-Mateen II, TemueraMorrison, Ludi Lin, Michael Beach. Producción: Peter Safran y RobCowan. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 143 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here