Compartir

Cuentan que Dylan Thomas entró al Chelsea Hotel y dijo que venía de tomarse 18 whiskys y que pensaba que eso era seguramente un récord. Lo siguiente que hizo Thomas fue morirse. Cuarenta años después un grupo de jóvenes poetas argentinos crearon una maratón con ese nombre, cuyo destino final era que quien lograba tomar los 18 whiskys, se ganaba la edición de un libro de poesía. El grupo creativo de aquello eran poetas que deambulaban por una Buenos aires que acababa de despertarse de la hiperinflación de Alfonsín y de Menem. Una Argentina que se asomaba a la estabilidad del neoliberalismo de fines del SXX, que iniciaba un camino de estabilidad basada en el tipo de cambio en que ponía el dólar en paridad 1 a 1 con respecto al peso, mientras se liquidaban las empresas del estado a precio vil pero que alcanzaba para financiar la salida de las empresas de una verdadera andanada de trabajadores que se lanzaban a comprar autos para destinarlos a ser remises o poner un parripollo porque se daban maña en los domingos en los asados familiares. La maratón de los jóvenes poetas dio nombre a una publicación de la que se editaron dos números y el tercero quedó sin editarse, porquelas internas y los diferentes proyectos conspiraron para que el número llegara a publicarse. Ahora en 2018 la historia de aquella generación vuelve en un documental que refleja aquella bohemia y los límites que tuvo.

El director Mario Varela formaba parte de aquel grupo, aunque él mismo dice que no era poeta sino apenas un estudiante de cine de la Escuela de Avellaneda que se juntaba con esos escritores que pasaban las noches intercambiando versos y generando movimiento dedicadosa estudiar determinados escritores. Todaesa movida se lo puede encuadrar en el anaquel de “Poesía de los ´90” o si queremos volvernos más técnicos, podemos hablar de “Objetivismo”, aunque uno de los entrevistados diga que no era un movimiento si se lo observa atentamente y se estudia el camino de los protagonistas.

Varela grabó horas de los encuentros de aquellos días y fue buscar a los que quisieran hablar y así se encuentra con Fabian Casas (posiblemente la estrella de esa generación), Darío Rojo, Rodolfo Edwards, Daniel Durand, Laura Wittner y Jorge Aluicino, que entre otros van pasando por el documental contando la experiencia de esa época contando quiénes son los que todavía están en actividad, y quienes se fueron lejos y ya no están conectados. Los nombrados más Andi Nachón, Washington Cucurto hablan con Varela con algún fervor para la película y crean un fresco divertido de ver para los que no vivieron aquello y con algunas ausencias notables para los que estuvieron cerca de ese movimiento poético que dejó dos números míticos que hoy parece que casi no se consiguen y que en Mercado Libre está bastante caros. Claro, está el misterio del tercer número que provoco la ruptura definitiva. De todas maneras esa revista era apenas la punta de un iceberg algo que se hace notorio cuando los entrevistados van nombrando revistas que incluso editaron más números y dejan evidenciado que lo del “objetivismo” no era lo único que movía a los poetas de la Generación de los ´90.

La película se estrenó en el sala del Cosmos, lo que la quieran ver tienen que apurarse porque la sala entra en receso a mediados dediciembre -el Cosmos depende de la UBA-, y quién sabe cuando volverá exhibirse este documental que da la oportunidad de ver a una generación con virtudes, defectos e internas, como todas las generaciones, es cierto, pero que da una idea de lo que pasó en una parte de la literatura argentina desde fines del SXX hasta estos días.

LA VIDA QUE TE AGENCIASTE
La vida que te agenciaste. Argentina/España, 2018.
Director y Guionista Mario Varela. Producción: Vanina Colagiovanni, Lluis Álvarez Manzano. Dirección de fotografía: Lucas Martelli. Cámaras: Lucas Martelli, Claudio Remedi, Jean Studler, Felipe Fernández Koeraus, Mario Varela. Edición: Mario Varela, Gabriela Jaime. Sonido: Andrés Perugini, Horacio Almada. Música original: Marcelo Araña Neira, Kudo. Dirección: 85 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here