Compartir

El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, aliado político del presidente brasilero Jair Bolsonaro, prohibió la exposición “Literatura Expuesta”, que abordaba el tema de la tortura en el período de la dictadura militar.

La programación de la muestra, instalada en la Casa Franca-Brasil, tenía prevista una performance del colectivo És Una Maluca, que hacía una crítica a la tortura durante la dictadura militar. En la misma, titulada “La voz del desagüe es la voz de Dios”, basada en el cuento “Barataria”, de Rodrigo Santos, dos artistas desnudas aparecían interactuando con los insectos, en una referencia a las torturas de mujeres en el gobierno militar, que sufrieron con la introducción de cucarachas en la vagina. En la misma se dispusieron seis mil insectos de plástico saliendo de un alcantarillado, y contenía audios de declaraciones del presidente Bolsonaro como alusión a la censura de la dictadura militar.

Casa Franca-Brasil es administrada por el estado y según el gobernador la performance debía ser evaluada por la Justicia de Infancia y Juventud. Witzel aseguró que el secretario de Cultura de Río de Janeiro, Ruan Lira, le comunicó “que habría una exposición, con nudismo con mujeres” y que la decisión del ministerio sería “no permitirla”.

Luego aclaró que la suspensión de la performance se debía al incumplimiento de lo acordado cuando se aceptó la muestra para Casa Franca-Brasil. Para el gobernador de Río de Janeiro la cancelación se produjo debido a “incumplimiento de contrato”, porque supuestamente los organizadores no avisaron al gobierno que habría una performance que involucraba desnudez. “Estas circunstancias necesitan ser evaluadas previamente. Aquello que iba a ser expuesto no tiene por mi parte ninguna censura. Sólo necesito saber previamente lo que va a ser realizado dentro de un espacio público. Entonces desafortunadamente, cuando recibí la información del secretario de Cultura que habría una exposición con nudismo, más allá de cuál sea el tema, en el contrato no estaba advertida esa performance. Por eso el secretario me comunicó que su decisión es no permitir que la Casa Franca-Brasil quedara abierta, en razón del incumplimiento del contrato “, agregó.

En un mensaje publicado en su cuenta en el Instagram, el curador de la exposición, Álvaro Figueiredo, dio una versión diferente. Dijo que la dirección de la Casa Francia-Brasil ya estaba previamente avisada sobre la realización de la actuación de este domingo.

“Censura a la exposición Literatura Expuesta! Cerraron nuestra exposición un día antes de la fecha oficial, para impedir que presentáramos la performance. Comuniqué con antelación el contenido de las actuaciones a la dirección de la Casa, fue autorizado y anoche enviaron este comunicado. Es el gobierno que tenemos, pero el arte va a sobrevivir a los ignorantes”, escribió Figueiredo.

En una entrevista a El Fantástico, agregó que el 10 de enero recibió un correo electrónico diciendo que la Casa Franca-Brasil no se oponía a la performance con nudismo. La casa alertaba a los organizadores para que sólo permitieran la entrada de mayores de 18 años.

Pero, según el curador de la muestra, el sábado por la noche, la Secretaría Estatal de Cultura decidió impedir la performance y cerrar las puertas de la Casa Franca-Brasil.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here