Compartir

La historia de Omar José Borcard es la historia de una pasión y es apasionante ver a un albañil de un pequeño pueblo de la provincia de Entre Ríos, que encuentra en el cine y en cierta forma en la vida de las estrellas un lugar de pertenencia. Omar siendo un niño visitaba el cine Mitre de su pueblo y se interesaba por lo que pasaba en esa sala, al punto de meterse en la sala de proyección y aprender del operador los secretos de la proyección de aquellas películas. En 1986 la sala cerró y Omar reunió gente para ver si armaban un movimiento en defensa del cine pero no lograron nada.

Con los años Omar seguía amasando un sueño y por eso llegó a viajar a la Capital Federal, pero allí deambuló sin encontrar un interlocutor que le hablara de proyectar cine y no de dinero, porque se hablaba demasiado de negocios y el prefería seguir creyendo en la magia. 

Paralelamente a su vida como albañil, Omar se tomó los domingos para construir un salón “para alquilar”, decía cuando la mujer le preguntaba por esa construcción que estaba haciendo, pero un día le dijo la verdad y le contó que estaba levantando una sala de cine. La mujer sonrió y le dijo: ¿Vos qué sabes de eso?

Omar seguramente sabía algo que su esposa pensaba que no y la sala fue tomando forma. Es interesante en esta época en que los grandes negocios los números millonarios parecen marcar el ritmo de estos tiempos, que un hombre dedique su vida a llevarle a la gente la vieja magia que se produce en una sala donde un proyector refleja sobre una pantalla las imágenes de una película.

Omar proyecta incluso en celuloide si es necesario, porque en un momento en que nadie se imaginaba que podía volver a haber una sala de cine, el héroe de esta historia se consiguió un proyector y bien al estilo de los que sacan de la nada los recursos necesarios, lo puso en funcionamiento. Omar tuvo una vida de sacrificios y de momentos duros, pero su familia siempre estuvo a su lado y en cierta forma aportó desde el amor la contención que Omar necesitaba para lograra abrir su sala que no por casualidad se llama Paradiso.

Luz Ruciello dirigió este documental que se acerca con una mirada curiosa y cómplice a la vida de un gestor cultural cuyo sueño es conocer a Palito Ortega, pero no se ilusiona demasiado porque nadie llega a tocar las estrellas. Por lo pronto Omar verá un documental sobre su vida y sus sueño estrenarse en el Gaumont, que es su cine favorito.

UN CINE EN CONCRETO
Un cine en concreto. 
Argentina, 2017.Dirección: Luz Ruciello. Guión: Luz Ruciello y Celina Eslava. Con los testimonios de Omar José Borcard, María Teresa Castro, Evangelina Borcard y Nicole Benítez Borcard. Fotografía: Lluís Miras Vega. Edición: Carlos María Cambariere. Sonido: Javier Stavropulos. Distribuidora: Litoral Cine. Duración: 77 minutos. 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here