Compartir

Lo primero que hay que saber es que el juego Escape Room existe y consiste en encerrar un grupo de persona en una habitación, simular una situación en un mundo determinado y que el grupo a través de pistas y pautas que se le dan resuelvan la situación dada. El juego comenzó a jugarse en Japón y la empresa origina se llama Real Escape Game y parece una extensión de lo que fueron los juegos de rol que en una época se pusieron de moda y que hacían pie en el mundo de El señor de los Anillos.

Partiendo de ese juego real Escape Room: Sin salida reúne seis personajes que en principio no tienen nada en común, pero que a medida que el juego avanza y la trama de la película se va desarrollando se entiende que las diferencian entre ellos que a pesar de ser notorias, esconden que algo los hermana: todos ellos han sido sobrevivientes de situaciones extremas. Todo muy lindo pero esto ya lo vimos por ejemplo, contado de otra manera en la serie de películas conocidas como El juego del miedo.

A partir de ese momento las comparaciones entre las situaciones a las que se ven sometidos los jugadores pasan a ser automáticamente comparadas. SI El juego del miedo era truculento mientras que en principio, las trampas y las situaciones que presenta Escape Room son más ingeniosas pero rápidamente se pone todo muy violento y los participantes empiezan a morir horriblemente.

La película es rutinaria y no hay ningún virtuosismo en la puesta en escena de las distintas muertes, las vueltas de tuerca son previsibles y que el final quede tan claramente servido para una segunda parte, sólo promueve que el espectador se quede mirando la pantalla y preguntándose si realmente se proponen hacerlo pasar por esto una vez más.

ESCAPE ROOM: SIN SALIDA
Escape Room, Estados Unidos/2019). Dirección: Adam Robitel. Intérpretes: Taylor Russell, Deborah Ann Woll, Logan Miller, Tyler Labine, Jay Ellis, Nik Dodani, Adam Robitel, Kenneth Fok, Jessica Sutton y Vere Tindale. Guión: Maria Melnik y Bragi F. Schut. Fotografía: Marc Spicer. Música: John Carey y Brian Tyler. Edición: Steven Mirkovich. Distribuidora: UIP (Sony). Duración: 99 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here