Compartir

Hay cuestiones con respecto a las leyes que generalmente no es usual que el ciudadano se detenga a pensar si el tema no lo toque de cerca. Una vez dictada la Ley de Identidad de Género, el colectivo Trans se vio ante una serie de nuevas alternativas, la más obvia, claro, era que a partir de allí su único destino dejó de ser el trabajo en la calle o en departamentos privados ligado únicamente a la actividad sexual rentada. En un momento de Mocha, alguien dice que no se pueden exigir derechos si no se los conoce y es exactamente así. El asunto es que los cambios, que aún son insuficientes, se hicieron notar rápidamente y el documental es la demostración de eso.

En un rincón del barrio conocido como Chacarita y cerca de la estación de trenes, funciona el primer bachillerato con orientación de género, su nombra es “Mocha Celis”.¿ Y por qué ese nombre? Mocha era una travesti tucumana que trabajaba en la zona del bajo Flores, no sabía leer ni escribir, una luchadora que siempre enfrentó el abuso y el maltrato policial. Apareció muerta con tres tiros en su cuerpo. El homenaje además de ser justo es necesario porque el destino de muchas travestis aún está marcado por la violencia y la marginación.

Ahora llega a la sala del MALBA el documental filmado por las mismas alumnas de este particular bachillerato. Si algo les faltaba a quienes protagonizan y realizaron este trabajo es asumir el control del relato, contarnos a los que no pertenecemos a ese mundo pero también contarse a si mismas sus historias. Es que una de las particularidades de este colectivo es que además de la marginación y la sordidez en la que muchas se ven obligadas a vivir, hasta esta nueva etapa sufrieron la imposibilidad de asumir un relato colectivo.

Curiosamente en este documental superan ampliamente esa limitación, ponen la voz y el físico para contar sus historias y las posibilidades que les abre estudiar y de especializarse en ciertos contenidos, para entre todas llegar a más transexuales y posibilitar un ejercicio integral de la ciudadanía, además de que puedan entre todas dar forma a un nuevo relato de unidad y de superación de los problemas que tienen. Por supuesto que todo esto recién empieza, pero el camino se despejó y es difícil que cuando alguien logra su propia voz y asume su historia, acepte que las cosas vuelvan para atrás.

MOCHA
Mocha. Argentina, 2017.
Dirección Francisco Quiñones Cuartas y Rayan Hindi. Guión Estudiantes del Bachillerato Popular Trans Mocha Celis. Dirección de Fotografía y Cámara: Sandra Grossi y Ariel Contini. Gaffer Michel Steinberg. Asistente de Producción: Juan Manuel Mazzano. Dirección de arte, vestuario y maquillaje: María Belén De La Vega. Edición Rocio Caliri y Rocio Pichirilli. Corrección de Color: Leandro Motta. Musicalización TOYBOY. Postproducción de sonido: Gino Gelsi. Diseño gráfico: Martín Gorricho. Animación: Santiago Bugni. Distribución: Neko. Duración: 61 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here