Compartir

La boda, tercera película del director belga Stephan Streker (Michael Blanco, 2004 y The World Belongs to Us, 2013), relata la historia de Zahira, una joven de 18 años de origen belga-pakistaní atrapada entre la tradición familiar y la vida moderna que lleva en Bélgica, donde han emigrado sus padres. Aferrados a sus costumbres, la obligan a casarse con un hombre que ellos eligirán. Ante la presión, y la deshonra que implica negarse, Zahira enfrentará las consecuencias de sus propias decisiones.

Narrada desde el punto de vista de Zahira (Lina El Arabi), somos testigos de su angustía al sentirse acorralada, a pesar de sus espacios de rebeldía. Si bien cuenta con la escucha de una amiga, la comprensión de su hermana mayor (víctima del mismo destino), y la complicidad de su hermano, nada le alcanza para revertir la decisión de sus padres. Una opresión que se traduce en los planos que la contienen, y que contrasta con los espacios y momentos felices, donde todo fluye con libertad.

En su paso por numerosos festivales internacionales, La boda fue ganadora de 2 Premios Magritte Awards y nominada a 5 Premios César, incluyendo Mejor Película Extranjera, entre otras menciones.

Stepahn Sreker se inspiró en hechos reales ocurridos en Bélgica en 2007, para realizar un drama contemporáneo que aborda temas universales: el rol de la mujer, los conflictos de género, el machismo, la libertad, la justicia y el amor.

A través de un formato clásico, la película también se ocupa de exponer las contradicciones de una familia que sigue las tradiciones ancestrales, conviviendo en una sociedad posmoderna, en la cual se relacionan con otros occidentales desde un iphone o, se casan, los mismos pakistaníes, a través de Skype.

Si bien a lo largo del relato, los protagonistas asumen distintos roles, como en las tragedias, y no se juzgan abiertamente las tradiciones, la mirada del realizador acompaña a Zahira y expone el grado de sumisión e injusticia que sostienen muchas civilizaciones en relación a la mujer. Lejos del concepto romántico de unión y del amor correspondido, La boda nos muestra otra forma de ejercer la violencia “invisible”, tan patriarcal como dominante.

LA BODA
Noces. Bélgica, 2016.
Dirección y guion: Stephan Streker.
Intéroretes: Lina El Arabi, Sébastien Houbani, Babak Karimi, Nina Kulkarni, Olivier Gourmet, Alice de Lencquesaing, Zacharie Chasseriaud, Aurora Marion, Rania Melloul. Fotografía: Grimm Vandekerckhove. Edición: Jérôme Guiot. Duración: 98 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here