Compartir

Sin contemplaciones al bucear en la psiquis de un personaje autodestructivo, un profesor universitario de literatura (Leo) en crisis afectiva y profesional, la segunda película de Ignacio (Nacho) Sesma (opera prima: Noche de perros) no busca espectadores ansiosos por ver historias bonitas sino el devenir de un personaje límite, border, de escasa o nula empatía.

Pues bien, el argumento no escamotea información: a Leo le va mal, está a punto de separarse, sus fosas nasales están en plena actividad, pide más horas de clase para poder ir a vivir solo, la relación con sus alumnos es ciclotímica (salvo con una joven, interpretada por Ailín Salas) y la noche y sus zonas oscuras están ahí, al alcance de un personaje poco enfático y al borde del precipicio.

Nacho Sesma toma riesgos estéticos desde una cámara que persigue y acosa a sus criaturas de ficción (con especial énfasis en Leo), siguiéndolos de espaldas, o desde sus nucas, propiciando más de una referencia (acaso demodé a esta altura) con aquella poética inquietante del cine de los hermanos belgas Jean-Luc y Pierre Dardenne.

En ese transcurrir vacilante del personaje central, con escasas alegrías y dudando del día de mañana, Con este miedo al futuro ofrece sus intenciones formales y temáticas. Acaso sin demasiadas originalidades desde la captación de un personaje abanderado de cierta postura nihilista frente al mundo y tal vez con una elección de puesta en escena a la que por momentos se la percibe asfixiada y solo eso debido al recurso de la cámara en mano y en permanente movimiento.

Sin embargo, la película esquiva con elegancia el subrayado de textos y situaciones, acomodándose de la mejor manera en silencios, pausas, cruces de miradas y gestos mínimos.

Dos ejemplos. Uno, cuando Leo (estupendo trabajo de Facundo Cardosi), en medio de la clase y tiza en mano escribe “Se van a morir” en el pizarrón.

El otro: cuando visita a su ex mujer (María Canale) y de manera parsimoniosa las imágenes muestran una cuna de bebé y una tragedia que nunca se exterioriza, que el director controla con maestría, aferrándose a los rostros de los dos actores y a unas pocas líneas de dialogo, suficientes y necesarias para comprender una situación límite vivida en un pasado no tan lejano por esa pareja.

Hermoso y triste momento donde allí sí la película golpea y bien desde la emoción pura.

CON ESTE MIEDO AL FUTURO
Con este miedo al futuro. Argentina, 2018. Dirección y guión: Ignacio Sesma. Fotografía: Manuel Bascoy. Dirección de arte: Lucía Lalor. Vestuario: Bernarda Crudo. Montaje: Mariano Blanco e Ignacio Sesma. Producción: Damián Moon e Ignacio Sesma. Con: Facundo Cardosi, Ailín Salas, María Canale. Duración: 78 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here