Compartir

Una invasión de extraterrestres a la Tierra acaba con los gobiernos que los humanos habían conseguido armar hasta ese momento. Las criaturas son como organismos parecidos a un cactus y por momentos tienen formato de Alien. Los alienigenas instalan gobiernos que llaman parlamentarios a los que no se ve. Instalan sus cuarteles bajo tierra y someten a los terrícolas que de repente se encuentran trabajando para los extraterrestres y sacando para ellos toda clase de riqueza naturales y a cambio de eso se inicia una etapa de progreso pacífica y sin divisiones bajo el férreo puño de la autocracia extraterrestre. Por supuesto que no todos los seres humanos se dejan doblegar y la acción de la película se instala nueve años después de la llegada de las primeras naves al planeta. 

La rebelión es ciencia ficción pero también es un thriller político con algo de novela negra. La acción central se desarrolla en un barrio marginal de Chicago, pero se adivina que los rebeldes se expanden por distintos lugares de la Tierra. Hay un policía que maneja el represión a los rebeldes que se llama William Mulligan (John Goodman), un humano que trabaja para los invasores y que como todo policía de las novelas negras tiene su propio código de conductas que se maneja por los márgenes de lo que permite la ley y los poderosos de la época.

El relato es sinuoso, muestra un planeta pujante en el centro de todo pero derruido y decadente en los barrios por los que se mueven aquellos que no trabajan para el nuevo sistema. El momento central de la película es un evento festivo de los nueve años del encuentro entre los humanos y sus déspotas visitantes, en el que los protagonistas de la guerrilla humana van a intentar un atentado sobre los parlamentarios de la zona de Chicago. Hay también una prostituta (Vera Farmiga) que se relaciona con el policía que comanda la represión. La guerrilla se dispone a encender un fósforo que provoque la chispa de la rebelión humana y el espectador se ve envuelto en una trama que incluye vueltas de tuerca y decisiones que hace de algunos de los seres humanos el héroe que se necesita porque a veces sí, se necesitan héroes.

LA REBELIÓN 
Captive State. Estados Unidos, 2019.
Dirección: Rupert Wyatt. Guión: Rupert Wyatt y Erica Beeney. Elenco: John Goodman, Ashton Sanders, Jonathan Majors, Vera Farmiga, Kevin Dunn, James Ransone, Alan Ruck, Madeline Brewer, Kevin J. O’Connor, Ben Daniels. Producción: Rupert Wyatt y David Crockett. Distribuidora: Diamond Films. Duración: 109 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here