Compartir

La entidad junto a otras organizaciones, dio a conocer un comunicado en donde se detallan los problemas que atraviesa la industria audiovisual y además plantea reclamos a las autoridades del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). Para mañana está prevista una movilización frente al Gaumont, donde se realizará la apertura del 21 Bafici.

El comunicado completo:

Desde hace 21 años, el BAFICI es la más importante ventana de exhibición del cine independiente argentino. Con el anuncio de la nueva programación, el recorte que sufre desde hace años se hizo evidente e imposible de maquillar. Pese a la venta marquetinera de su conferencia de prensa, este año el BAFICI tendrá menos salas, películas, funciones, menos trabajadorxs, menos invitadxs. Algunas secciones parecen más bien un refrito de películas según las pautas de consumo cultural retro que una apuesta de programación a la altura del festival. Tampoco hay películas argentinas en la Competencia Internacional.

Esto no es casual. Las películas independientes que nutren la programación del BAFICI se encuentran cada vez con menos posibilidades de acceder al fomento del INCAA, Mecenazgo, becas FNA y el Fondo Metropolitano. Los escasos fondos que reciben se licúan violentamente por la devaluación.

La carencia de pantallas para exhibir cine Independiente argentino es una consecuencia directa de las políticas del INCAA y la Secretaría de Cultura de la Nación que no garantizan el cumplimiento de la cuota de pantalla para el cine nacional en salas comerciales, no han invertido en sostener ni ampliar la red de Espacios INCAA, han recortado el presupuesto de los festivales de cine en todo el país y contribuido al deterioro de los centros culturales disfinanciándolos o directamente clausurándolos.

Las estadísticas podrán arrojar números exitosos pero son un espejismo. El afamado mes de cine argentino consistió en 150 millones de pesos pagados por el incaa a los exhibidores para bajar el precio de la entrada durante el mes de vacaciones, época en que se estrenan los grandes tanques argentinos distribuidos por los grandes estudios. En los países que protegen la diversidad de películas, las medidas se aplican para favorecer a los productores medios y pequeños en los meses de menos volumen de espectadores. Aquí se hizo lo contrario.

Desde la comunidad audiovisual venimos difundiendo nuestro rechazo a estas políticas en todos los órdenes de la cultura en la gestión macrista. Por eso planteamos:

– NO AL RECORTE EN EL BAFICI Y DE TODOS LOS ESPACIOS DE DIFUSIÓN DEL CINE NACIONAL INDEPENDIENTE.

– NOMBRAMIENTO DEL CONSEJO ASESOR YA!

– POR UN CINE NACIONAL SIN VIOLENCIA DE GÉNERO, DONDE LXS MUJERES, LESBIANAS, TRAVESTIS Y TRANS SEAMOS AL MENOS EL 50% DE LXS TRABAJADORXS DE CADA FILM ARGENTINO Y PARTICIPMOS EN IGUAL PORCENTAJE DE LA TOMA DE DECISIONES ARTISTICAS Y PRODUCTIVAS. PARA ESTO NECESITAMOS POLÍTICAS ESTATALES DE FORMACIÓN, INCENTIVO E INCLUSIÓN.

– NO A LA SUBEJECUSIÓN DEL FONDO DE FOMENTO CINEMATOGRÁFICO.

– POR UN NUEVO PLAN DE FOMENTO PARA EL CINE INDEPENDIENTE, DEMOCRÁTICO, FEDERAL Y DE GENERO.

– POR UNA RED DE SALAS INCAA A PRECIOS POPULARES EN TODO EL PAÍS.

– POR UNA CUOTA DE PANTALLA DEL 33% PARA EL CINE NACIONAL NO DISTRIBUIDO POR EMPRESAS EXTRANJERAS.

– NO AL AJUSTE DE LA CULTURA.

– FUERA AVELLUTO Y FUERA HAIEK.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here