Compartir

Un grupo de profesores lleva desarrollando una serie de estudios sobre la sociedad que no queda muy claro exactamente de qué se trata. El líder de la investigación habla de “El impulso”, como de una fuerza que acompaña al individuo y a su vez el profesor asegura, “El idealismo no es contradictorio con la administración”. Pero también tratan de desarrollar un aparato de realidad virtual para desarrollar una muestra de los efectos que puede producir el cambio climático. A la vez hay un estudio sobre “Cibernética y Socialismo en el Chile de Allende”. Todo parece una gran chantada y la jerga académica que usa el grupo de investigadores resalta el costado un poco versero que muestra todo. El problema es que la Universidad de Berlin que pone la plata para que se lleve adelante el estudio pide que se sometan a una auditoria y que muestren alguna clase de resultado. 

Frente a la supuesta chantada académica se erige la necesidad de la institución de sanear su economía o que al menos lo que se gasta tenga algún correlato en la vida real. Los profesores se muestran abúlicos y levemente desconcertados y los alumnos, preocupados porque suponen que todo puede terminar con el cierre no solamente del programa específico sino de toda la universidad, toman el edificio. 

Como si la actitud belicosa de los estudiantes no fuera suficiente Phoebe Phaidon (Sarah Ralphs), una de las investigadoras que tiene la orden de desalentar toda clase de idea de resistencia desobedece y no tiene mejor idea que hacer preguntas incómodas.

Hay algunos números musicales, lo que no alcanza para decir que estemos frente a una comedia musical, y las actuaciones se suman a la frialdad de la puesta de escena. Hay una intención satírica y una mirada sobre cierto sin sentido en ámbitos académicos. 

Max Linz forma parte de una nueva generación de directores alemanes y esta película que es un poco árida y excesivamente fría, es una buena muestra de un cine con novedades para mostrar y con capacidad de ser provocativo. 

Music and Apocalypse, de Max Linz (Alemania, 2019)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here