Compartir

Dick Verdult es el nombre real del personaje más conocido como Dick el Demasiado, cantante, compositor y artista multidisciplinario de origen holandés que viene mostrando su trabajo en su país natal, en España, en Sudáfrica y en varios países latinoamericanos, Argentina incluida. El género con el cual describe su música es cumbia experimental o “cumbia lunática”. Todo esto puede hacer presentir que como realizador también Verdult, alias El Demasiado, va adentrarse en terrenos experimentales (y un poco snobs también) y muy errado no andaría. La excusa se la da la recreación en un pueblo español de una batalla naval del siglo  XVII, la batalla de la Bahía de Matanzas, donde sin una sola baja en ninguno de los dos bandos, la armada holandesa derrotó a la española de manera humillante quedándose con el tesoro que los barcos transportaban, lo cual habría debilitado financieramente al imperio español y ayudado indirectamente a la futura liberación de los países americanos y también europeos.

Dado el papelón sufrido, parece improbable que en España pretendan conmemorar este desastre. Pero eso es lo que vamos a ver: la recreación un poco ridícula de un episodio cuyos detalles son un poco patéticos. Ninguno de los pueblerinos quiere encarnar al almirante holandés enemigo y mucho menos al almirante español derrotado, por lo que se contratan un par de actores para que los representen. Los pormenores de la batalla se llevan a cabo por medio de una coreografía donde los bandos se dividen en equipos y cada barco es representado por un miembro disfrazado para la ocasión bailando al son de canciones compuestas por el propio director. Los del equipo holandés llevan un traje de Dragon Ball dado que en esa especie de Cosplay simbólico lo que prima es el color naranja.  Mientras tanto, el relato histórico in situ corre por cuenta de un tipo con la máscara de Popeye, como para que confirmamos una y otra vez que no tenemos que tomarnos esto muy en serio.

Verdult deja en claro que su película es una crítica y también una burla al patriotismo y a los nacionalismos que están haciendo estragos en Europa y otras partes del mundo. Viva Matanzas es un pastiche que mezcla de manera descarada el documental, el recorrido histórico, la ficción, momentos musicales, referencias pop, la alegoría y el absurdo, con el humor en primer plano. El efecto de este experimento puede ser el de abandonarse a su espíritu lúdico o el de quedarse totalmente afuera. Va en el ánimo de cada uno.

Viva Matanzas (España, Holanda, 2018)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here