Compartir

Un retrato conjunto, tanto de Boris Yetsin como de Vladimir Putin. Vitaly Mansky nos entrega relatos con fuerte componente personal sobre territorios lejanos, espacios de poder y poderío en la Madre Rusia.

La constitución del corpus documental que Mansky selecciona denota ser muy acotado, es significativo pensar que este documentalista acompañó (por muchos años) en espacios tanto de intimidad, como públicos, a los grandes mandatarios contemporáneos de la Rusia democrática.

Casi como uno más, familiar-amigo, por momentos fantasma presente la cinta logra momentos de gran hipnotismo. Desde la decisión de Yetsin de renunciar a su mandato (y el entramado familiar que permitió y participó activamente en la decisión), hasta las elecciones donde el Delfín Putin disputó el espacio de mandatario.

Un entramado de personajes variopintos todos retratados bajo un velo de continua sospecha, tonos velados hacen resonar a agencia de inteligencia, policía secreta y operaciones mediáticas. Condimentos para una película por demás seductora, sin perder en ningún momento la compostura documental. 

Putin´s Witnesses (Letonia, 2018)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here