Compartir

Julian Temple estuvo de visita en el BAFICI y en esta segunda vez en el país trajo material que vale la pena ver, documentales sobre ciudades. Temple dice a quien quiera escuchar que la música define a las ciudades y eso es lo que pasa en este documental sobre Río de Janeiro. Pero vale decir que ayuda mucha para documentar una ciudad el grado de apertura mental y el compromiso del viajero en intentar descubrir la ciudad. Río aparece ante la mirada Temple como la ciudad majestuosa que todos conocemos, pero además el cineasta saca de ella lo mejor y lo peor. Sus zonas oscuras, sus barriadas marginales, la vida en el morro pero también los huecos habitantes de la ciudad que viven en el seno de la ciudad maravillosa de miles de encantos que pasan por la vida sin rozarse con ese otro habitante de la ciudad. Río 50 degrees… tiene música y lo abarca todo desde el samba, hasta el rap, desde Caetano Veloso a la hija de Joao Gilberto. Desde lo más melodioso y de exportación hasta lo más duro y Urbano.

Al pasar Temple nos cuenta la historia brasileña y si bien muestra la oportunidad perdida de los años del PT cuando habló después de la película no dejó de remarcar que peor es lo de Bolsonaro. Un documental que transmite energía y que se impulsa a basa de curiosidad y de que querer conocer desde el brasil de exportación al travesti enojado que siente que han sido reemplazados del centro de atención y que lo dionisíaco del carnaval ha sido suplantado por una fiesta para otros.

Rio 50 Degrees: Carry on CaRIOca, de Julien Temple (Reino Unido, 2014

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here