Compartir

El futuro es mujer” anunció alguna vez el gran Marco Ferreri y este BAFICI tiene en la competencia varias películas que las tiene como protagonistas. En este caso se llama Rosina (Romina Bentacur) tiene 14 años y vive en Piriápolis todo el año, lo que significa que su vida está signada por la diferencia de vida en la temporada de verano y por los trabajos temporarios, Cuando empieza la película, Rosina se mete al mar y ve pasar cerca suyo una aleta de tiburón. Aparentemente ve un tiburón y su cría, para el pueblo esa presencia despierta temor y se ven frente al desafío de atraparlo para que su presencia no se vuelva un dato negativo para la temporada de verano.

No es la presencia de ese depredador lo único que pasa en la vida de Rosina que está de mal humor, incómoda, no se reconoce en la hermana y su grupo de amigas, no la pasa bien, salvo por lo que ocurre con su cuerpo frente a Joselo que despierta en ella inquietudes sexuales, pero ese costado de su vida también es decepcionante.

La adolescencia es insoportable, solemos olvidarnos pero Lucía Garibaldi (directora y guionista) lo tiene bien presente y se anima a poner en pantalla esa incomodidad y esa molestia sin idealizar nada y su película además aprovecha la naturaleza como un protagonista más.

Los Tiburones (Uruguay, 2019)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here