Compartir

El manual del cine otoñal, desde sus formas y contenidos, se da cita enLa última locura de Claire Darling. Fusionando el presente con el pasado a través de flahsbacks académicos y previsibles, la historia del personaje central (Catherine Deneuve), su hija Marie (Chiara Mastroianni) y otras criaturas de esos dos tiempos que van y vienen en la narración, presenta varios focos de conflicto que la directora Julie Bertolucci roza en más de oportunidad sin profundizar demasiado.

En el presente, Claire está segura que tiene horas de vida y por eso pone su arsenal de muebles y recuerdos a disposición del interesado en el jardín de su casa. Se la ve insegura, con dificultades de memoria y cierta confusión. En tanto, en el pasado, Claire (Alice Taglioni), casada, y entre idas y vueltas con su pequeña hija, muestra algunos síntomas de arrogancia y presuntuosidad.

La casa, esa enorme casa, esconde secretos del pasado, acaso una muerte, un llamado telefónico que nunca se hizo, una culpa que parece no florecer en la solitaria Claire, inestable de salud (acaso física, pero también mental) y que prevé muy cerca su final. 

Por momentos, Bertucelli abre demasiadas resquicios argumentales (la aparición de un novio de la adolescencia de Marie; un curioso cura afín al pasado de Claire), deshilvanando cierta bienvenida descripción del personaje central y la oscilante relación a su hija, al fin y al cabo, el centro operativo del relato por encima del resto.

En los paseos solitarios de Claire, en su mirada hacia los jóvenes y en las conversaciones que tiene con Marie (un plus importante es que madre e hija trasladan su “realidad” como tal a la ficción), la película encuentra sus mejores (pocos) buenos momentos.

Para sostener el interés hasta el desenlace, el film se vale de Catherine Deneuve, con un presente prolífico más que activo como actriz (2, 3 películas por año), ya lejos de aquella seducción única de los 60 y 70 y de un par de décadas siguientes. Con una composición repleta de matices y pequeños detalles, no puede imaginarse a la veterana Claire sin la piel arrugada de Deneuve, a una distancia importante de corporizar aquel bloque de hielo erótico y sensual.

Pero no tanto, tal vez exagero: con sus 75 años Catherine sigue siendo la hermosa Deneuve.

LA ÚLTIMA LOCURA DE CLAIRE DARLING
La dernière folie de Claire Darling. Francia, 2018. Dirección: Julie Bertucelli. Guión: Julie Bertuccelli, Marion Doussot, Mariette Désert, Sophie Fillières y Lynda Rutledge sobre la novela “Faith Bass Darling’s Last Garage Sale” de Lynda Rutledge. Producción: Yael Fogiel, Laetitia Gonzalez. Fotografía: Irina Lubtchansky. Montaje: François Gédigier. Intérpretes: Catherine Deneuve, Chiara Mastroianni, Alice Taglioni, Samir Guesmi, Johan Ledysen. Duración: 94 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here