Compartir

Allá por 1964, David Niven y Marlon Brando protagonizaron una comedia que acá se llamó Dos seductores y que era la historia de dos estafadores que se dedicaban a saquear las arcas de los ricachones que andaban por la Costa Azul. Niven era un estafador de guante blanco mientras que Brando era un bribonzuelo de poca monta, así que el destino los une por casualidad y el cruce casual desemboca una relación que primero es de aprendizaje y luego de franca hostilidad. El mejor momento de aquella película era aquel en que el estafador más fino trata de enseñarle su arte al otro.
Varias décadas después Michael Caine y Steve Martin protagonizaron la remake que fue incluso más divertida que la original. La película tuvo su versión teatral y acá no hace mucho fueron Guillermo Francella y Adrián Suar hiceron su versión. Ahora llega una nueva revisión, con la misma historia pero ahora con Anne Hathaway y Rebel Wilson como protagonistas, muy a tono de los tiempos que corre.

Hathaway es Josephine una verdadera experta en estafar millonarios y sacarles todo lo que puedo mientras que Wilson es la callejera que se encarga de engaños menores. Ambas se cruzan en un tren y nace la relación que termina en una asociación por conveniencia, porque Josephine necesitaba de una partenaire para una operación que tenía planificada. No vale la pena meterse en los vericuetos del guión que sigue en cierta forma los lineamientos de las versiones anteriores. Hathaway y Wilson están muy bien. el tono de la película es festivo y si bien por momentos bordea el exceso, nunca se pasan del límite y la película se puede ver con una sonrisa constante. Si buscan una obra maestra, esta no es la película que buscan pero si quieren diversión liviana y divertirse un rato, Maestras del engaño es lo que necesitan.

MAESTRAS DEL ENGAÑO
The Hustle. Estados Unidos, 2019.
Dirección: Chris Addison. Guión: Stanley Shapiro, Paul Henning, Dale Launer y Jac Schaeffer. Fotografía: Michael Coulter. Edición: Anthony Boys. Intérpretes: Anne Hathaway, Rebel Wilson, Alex Sharp e Ingrid Oliver. Duración: 94 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here