Compartir

Biopic algo engolada sobre la vida de JRR Tolkien, se pronuncia Tolkïn por si tenían dudas la película las disipa. El film trata de desentrañar como llegó el creador de “El señor de los anillos” a crear ese mundo fantástico que mezcla algo de las leyendas del Rey Arturo, el imaginario germánico y algo medieval más idiomas nórdicos. Cuando arranca la familia Tolkien parece sacada de una novela de Charle Dickens. En los primeros veinte minutos JRR y su hermano pierden al padre lo que los lanza a la pobreza y enseguida muere la madre no sin antes mostrarnos que fue ella la que le plantó a los niños el amor por los relatos fantásticos y las leyendas con magos, hadas y dragones. 

Lo que sigue es el derrotero de los huerfanitos por distintos hogares adoptivos hasta que llegan al de una señora muy pituca que ya tiene otra chica huérfana a su cargo. Pero de ahí nos vamos enseguida a la creación de una hermandad con tres amigos dentro del aristocrático ambiente de la sociedad inglesa de la primera década del siglo XX. Todo el tiempo el sufrido JRR  sufre el desprecio de la clasista sociedad británica pese a lo cual en su grupo de amigos la mayoría son de clase alta pero como todos son medio nerds andan juntos. El asunto es que queda claro que ese grupo es el germen de la hermandad del anillo. Hay una chica, la huérfana de la clase a la que van a parar los hermanos, que se transforma en el amor de la vida del protagonista. Pero la verdad es que al pobre JRR pasa las mil y una porque no le sale una bien hasta que encuentra un mentor que le da una beca y justo cuando la vida académica de Tolkien estaba por mejorar y su mentor lo hace entrar al mundo de la filología estalla la primera guerra mundial y la juventud inglesa cree que la guerra va a ser un paseo y se unen al ejército en masa con la ilusión de viajar por Europa, matar alemanes y alcanzar la gloria pero la guerra fue mucho más difícil y el grupo de amigos de Tolkien lo sufrió en carne propia. 

La película es sentimental pero hueca y bastante superficial pero teniendo en cuenta que muchos de los que saben sobre el tema dicen que todo lo de “El señor de los anillos” está muy marcado por cuestiones germánicas un poquitín nazis es mejor así y ya que la película pasa eso de largo podemos hacer lo mismo y asumir que los responsable dieron por zanjado el tema con la mención a Wagner y su opera “El anillo de los nibelungos”. Técnicamente impecable, algo ñoña pero indispensable para los que necesitan una precuela de todas las películas que ya hemos conocido sobre los libros de Tolkien. 

TOLKIEN
Tolkien. Estados Unidos, 2019.
Dirección: Dome Karukoski. Guión: David Gleeson y Stephen Beresford. Fotografía: Lasse Frank Johannessen. Edición: Harry Ylónen. Música: Thomas Newman. Elenco: Nicholas Hoult, Lily Collins, Anthony Boyle, Patrick Gibson, Colm Meaney, Derek Jacobi. Distribuidora: Fox. Duración: 112 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here