Compartir

En el campeonato Mundial de Fútbol Italia 90, la canción oficial Un’estate italiana, alcanzó fama internacional con un estribillo que repetía:

Notti magiche, inseguendo un gol
Noches mágicas, persiguiendo un gol,
Sotto il cielo di un’estate italiana.
Bajo el cielo de un verano italiano
E negli occhi tuoi, voglia di vincere.
Y en tus ojos, ganas de vencer
Un’estate, un’avventura in più.
Un verano, una aventura más

Aquel Notti magiche, cantado una y otra vez por millones de fanáticos, da nombre a la nueva película del realizador italiano Paolo Virzi, recordado por La prima cosa bella (2010); El Capital Humano (2013); Loca alegría (2016) entre otras. En esta oportunidad, la propuesta parte del contexto futbolístico de aquel verano del 90 en Roma, para narrar una aventura tragicómica que habla sobre el cine, los guionistas y el paso del tiempo en relación a las imágenes y las palabras.

Mientras un grupo de personas mira el partido en el que Italia pierde contra Argentina por penales, un auto cae al río Tiber en el que iba un famoso productor de cine, Leandro Saponaro (el gran Giancarlo Giannini), a quien la policía halla muerto en su interior. Los sospechosos del asesinato son tres jóvenes aspirantes a guionistas que entablan amistad en un concurso de guiones donde participan como finalistas: Antonino (Mauro Lamantia) procedente de Sicilia, Luciano (Giovanni Toscano) de la Toscana y Eugenia (Irene Vetere) de Roma. Al ser citados a declarar, el interrogatorio deviene en un extenso flashback donde se irá revelando los sucesos de aquella noche, en la que los tres jóvenes se introducen en el ambiente de las figuras consagradas de la época gloriosa del cine italiano, con quienes intercambian diferencias generacionales.

Al igual que en Loca de alegría y en El Capital humano, se combina la tragedia con el humor, el exceso de diálogos y el uso recurrente de la parodia sobre ciertos estereotipos intelectuales del cine. Las grandes referencias y guiños intertextuales al universo cinéfilo, forman parte de una mirada que recorre la historia del cine italiano, donde resaltan Fellini, Mastroiani, y hasta la mismísima Ornella Mutti que aparece en escena.

Otra forma recurrente en sus películas, es el manejo de los matices entre sus personajes, principalmente con el trio de amigos. Mientras que Antonio es un intelectual memorioso de Messina con cierta inocencia, que linda con lo nerd y la inexperiencia; Luciano, por el contrario, tiene calle, ama a las mujeres, es histriónico y verborrágico. Eugenia, que siempre los une, es adicta a los fármacos, viene de una familia adinerada y tiene baja autoestima. Esas diferencias, también se reflejan en relación a la procedencia de clase y a sus orígenes, algo que subyace en relación a si los personajes provienen del norte o del sur de Italia.

Paolo Virzi centra la historia en relación a un campeonato de fútbol como sinónimo de la fiesta y la aventura colectiva que se vivía acorde a los tiempos de Berlusconi, durante los cuales, la industria cinematográfica había perdido su lugar de esplendor, junto a los grandes realizadores que pasaban a la historia. La mirada del realizador italiano muestra algo de nostalgia por los viejos tiempos, principalmente por el universo felliniano y los destacados autores, sin abandonar el humor en escenas donde reúne a viejos y consagrados popes del cine dentro de un bar, en el que compiten entrecruzando diálogos entre ellos. Diálogos, donde participan los jóvenes guionistas que manejan nuevos códigos en relación a las demandas de los tiempos actuales. En esa confrontación generacional se escucha: “quieren ser guionistas pero no saben ser espectadores”.

Notte magiche dispara en varias direcciones y es intensa en todo sentido. Si bien se enmarca en la categoría de cine dentro del cine, desde lo formal y por el ritmo que sostiene, termina superponiendo temas y se prolongan demasiado. Paolo Virzi plantea un escenario algo caótico, donde sabe moverse, para combinar géneros, saltos temporales y una diversidad de personajes con los que rinde homenaje a la commedia all´italiana.

NOTTE MAGICHE
Notte Magiche. Italia, 2018.
Dirección: Paolo Virzì. Guion: Francesca Archibugi, Francesco Piccolo, Paolo Virzì. Intérpretes: Mauro Lamantia; Ornella Mutti; Giancarlo Giannini; Irene Vetere; Giovanni Toscano; Roberto Herlitzka. Fotografía: Vladan Radovic. Edición: Jacopo Quadri. Música: Carlo Virzì. Sonido: Alessandro Bianchi

Duración: 125 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here