Compartir

En el comienzo de No soy tu mami parece que vamos a ver una comedia moderna y desprejuiciada sobre la maternidad o mejor dicho, sobre lo innecesario de la maternidad. Paula (Julieta Díaz) es una periodista que escribe para una revista femenina y que disfruta de las ventajas de una pareja abierta con un  tipo simpático interpretado por Sebastián Wainraich. Ese “amigovio” tiene  tan poco interés por establecerse con una familia cómo Paula. La periodista tiene una hermana (Celina Font que además es una de las guionistas) que está embarazada y a la que acompaña en esa situación pero planteando a cada rato lo incómodo que le resulta ese embarazo. En la revista de temática femenina para la que trabaja Paulam, las cosas no están bien y pese a las pretensiones literarias de las responsables de la publicación hay nuevos inversores que exigen un nuevo rumbo. Frente a la flamante situación laboral las novedades en su vida familiar, Paula propone una columna en la revista sobre las razones para no ser madre. Hasta acá está todo claro y da toda la sensación de que Marcos Carnevale, el director, está dispuesto a patear el tablero pero llega al edificio de Paula un nuevo vecino que se llama Rafael (Pablo Echarri) junto a su hijita y una señora que los ayuda, efectiva y simpática Daniela Pal como Mollo.  La madre de la nena no aparece y después nos enteraremos que vive lejos y que dejó a su familia por su carrera.

Lo que parecía un cachetazo en la cara de la sociedad pacata y un grito de liberación sobre la obligación de ser madre, se queda en el planteo inicial porque en pocos minutos Paula se va a ir metiendo en la vida del nuevo vecino para finalmente olvidarse de su negativa a formar una familia y hasta llega a desarrollar un inesperado instinto maternal. 

No soy tu mami está llena de problemas que curiosamente no la llegan a arruinar del todo, cinematográficamente es poco menos que nula y la traición al planteo inicial no es un problema menor. A cambio de eso hay diálogos veloces y distintos puntos de vista sobre el tema de la familias actuales, los grupos de madres de wathsaap, los padres, el instinto maternal y el peso de ser padre.

Sin que sea una maravilla No soy tu mami se las arregla para que queden planteados algunos temas y para que Julieta Díaz y el elenco en general se luzcan, lo que hace que en cierto modo la historia se sobreponga al estilo netamente televisivo que impone Carnevale y a cierto abuso del estilo del Stand up, que se impone como una especie de nuevo costumbrismo SXXI. 

NO SOY TU MAMI
No soy tu mami. Argentina/Brasil/Estados Unidos, 2019.
Dirección: Marcos Carnevale. Intérpretes: Julieta Díaz, Pablo Echarri, Sebastián Wainraich, Valeria Lois, Daniela Pal, Marina Glezer y Celina Font. Guión: Celina Font, Nicolás Allegro, Marcos Carnevale y Florencia Colacito. Fotografía: Horacio Maira. Música: Fabio Góes. Edición: Luis Barros y Ana Paula Torrens. Distribuidora: UIP (Universal). Duración: 108 minutos. Apta para mayores de 13 años.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here