Roy McBride (Brad Pitt) es astronauta y trabaja en la búsqueda de llevar al hombre más allá de lo que se conoce en el espacio. Su trabajo es un poco rutinario en una antena de comunicación satelital y la historia deAd Astrase desarrolla en un futuro no muy lejano. El título de la película es una frase en latín que se encuentra en la Eneida de Virgilio y significa: hacia las estrellas. Lo cierto es que Roy tiene a las estrellas y el espacio como una especie de obsesión que nació seguramente cuando su padre fue a Neptuno a un viaje claramente sin regreso, un viaje que se llevó a Clifford McBride (Tommy Lee Jones) a los confines del universo y lo transformó en un héroe para todos y sobre todo para su hijo. 

La primera secuencia de la película es impresionante y muestra un accidente en el que Roy por muy poco casi pierde la vida. Una vez recuperado, Roy es reclutado nuevamente para emprender un viaje que lo hará reencontrarse con el padre. El accidente del principio de la historia fue el producto de una serie de descargas de energía de origen desconocido aunque bueno, en realidad el origen no es tan desconocido, pero el problema es que el origen de esas anomalías parece ser la misión del padre del protagonista que no está perdido sino en un espacio no muy determinado cercano a Neptuno, aunque está fuera de control. Así que lo que le piden a Roy es que viaje a la Luna primero y a Marte después, para desde ahí mandarle un mensaje al padre que ha decidido hacer su propio viaje y su propia investigación. El trayecto a la Luna no es confortable, el satélite está en disputa porque en el futuro de Ad Astra, los países disputan por los minerales de la Luna y además hay piratas que roban esos materiales. Después del paso por la Luna, Roy viaja a Marte y de ahí al más allá, porque nada sale como se esperaba y entonces lo que le queda a Roy es tomar en sus manos la misión e ir a buscar al padre. 

Ad Astrano tiene problemas en tomar la estructura de El corazón de las tinieblas,el relato que tomó Francis Ford Coppola para su versión en Apocalipsis Nowambientado durante la guerra de Vietnam. El viaje de McBride empieza con tiros, aventuras y momentos impactantes de terror, para lentamente entrar en el terreno de los metafísico y transformarse en una película que aparentemente es de ciencia ficción, que en realidad reflexiona sobre la existencia y sobre la relación entre padres e hijos.

El director James Gray se atreve incluso a ser un poco solemne y pretencioso, pero el material que maneja es por momentos muy impactante y se apoya en Brad Pitt, que se mete poderosamente en la piel de este astronauta que se encuentra primero ante un secreto imprevisto y después frente a la decisión de llevar adelante una misión que lo va a poner ante dilemas difíciles de resolver. 

Volver a un cine que se referencia en clásicos que exploraron el espacio de manera introspectiva, retomar la idea de un viaje a lo profundo del ser y reverenciarse en 2001 de Kubrick o en Solaris de Tarkovsky, un riesgo que no todos son capaces de tomar y al hacerlo, Gray confirma que es uno de los grandes directores de estos días. 

AD ASTRA
Ad Astra. Estados Unidos/China/Brasil, 2019.
Dirección: James Gray. Guión: James Gray y Ethan Gross. Intérpretes: Brad Pitt, Liv Tyler, Ruth Negga, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland, Anne McDaniels, John Ortiz, Kimberly Elise, Greg Bryk, Loren Dean. Producción: James Gray, Brad Pitt, Dede Gardner, Anthony Katagas, Jeremy Kleiner, Arnon Milchan, Yariv Milchan y Rodrigo Teixeira. Distribuidora: Fox. Duración: 122 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here