Compartir

Sarah (Eva Green) es una astronauta francesa seleccionada para participar de una misión a Marte, un trabajo para el que se preparó toda su vida, desde niña cuando soñaba explorar el espacio. Ahora Sarah está a punto de cumplir su sueño, mientras lleva a su hija al colegio y la mima todo lo posible porque sabe que la misión la alejará de la nena al menos por un año. Mientras entrena y trata de organizar la vida de su hija que se quedó con su ex marido (también empleado de la agencia espacial europea), debe lidiar con un mundo machista, vertical y extramadamente competitivo.

La perspectiva de género es el núcleo centra de Proxima pero la directora Alice Winocour no enfatiza, solo con mostrar las dificultades que debe atravesar la protagonista, señalar que obviamente su esfuerzo y carácter necesariamente deben ser mayores que al de sus compañeros hombres, son una muestra evidente de la desigualdad.

Pero el relato tampoco demoniza a los hombres, tanto Mike Shannon (Matt Dillon) como comandante de la misión y Anton Ochievski (Aleksey Fateev), dan muestras de machismo pero a la vez también dejan asomar su sensibilidad y comprensión por su compañera.

Pero más allá del “mensaje”, tal vez lo más destacable de la película sea la puesta en referencia al entrenamiento, el realismo de las escenas en donde el esfuerzo y la inteligencia deben alcanzar metas elevadísimas.

 “Proxima”, de Alice Winocour (Francia/Alemania). Intérpretes: Eva Green, Matt Dillon, Zélie Boulant-Lemesle, Eva Green, Aleksey Fateev, Lars Eidinger y Sandra Hüller.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here