Compartir
THE LAUNDROMAT

Hace unos años el director estadounidense exploró la sátira en la fallida El desinformante y ahora vuelve al género con The Laundromat, un vistazo superficial y en tono didáctico a los paraísos fiscales, el lavado de dinero y las sociedades offshore. Es decir, todas estas cuestiones y estafas a nivel global que afectan la vida de millones de personas en todo el mundo también, el problema de la película es el tono canchero, como despreciando al público que seguramente no va a entender el intrincado mundo financiero, así que hay que ofrecerle cancherismo, que seguro que así llega el mensaje.

A la manera de dos presentadores de digamos, vodevil, Gary Oldman y Antonio Banderas lleva el hilo del relato y van interviniendo a medida que se desarrollan los acontecimientos, que comienza con una mujer (Meryl Streep) que pierde a su marido en un naufragio en el Niágara junto a otras dos docenas de personas más.

El barquito estaba asegurado pero no, no tanto. Así que la jubilada empieza a recorrer el espinel para desentrañar los negocios turbiso y estafas permitidas por el sistema, que deja que los poderosos se salgan con la suya.

Las explicaciones son de manual, de hecho el recorrido es bastante confuso y la “denuncia” se queda en un mal chiste, bastante poco para llegar a ser una película más o menos digna y que inexplicablemente forme parte de la sección Perlas.

The Laundromat , de Steven Soderbergh (Estados Unidos). Intérpretes: Meryl Streep, Gary Oldman, Antonio Banderas y Sharon Stone.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here