Compartir

Desde la elección del título hasta el signo de pregunta del afiche publicitario, la indagación jugará un rol central en la construcción de sentido. ¿Quién mató a mi hermano?, documental de los realizadores Ana Farile (Unfueguito, la historia de César Milstein -2010)y Lucas Scavino, es un relato de denuncia que apela a visibilizar la lucha de familiares y amigos de Luciano Arruga, para hallar la veracidad sobre su muerte. 

Luciano fue desaparecido el 31 de enero de 2009 por la policía bonaerense, como figura en la causa. El hecho trágico dio luz la corrupción y connivencia de la justicia, el gobierno y la policía en plena Democracia. Durante cinco años, Vanesa Orieta, la hermana de Luciano, junto a su madre, amigos y organismos de Derechos Humanos, hicieron lo imposible por encontrarlo. En el camino padecieron amenazas, indiferencia y manipulaciones que los alejaban del esclarecimiento de los hechos. Finalmente, los restos del joven de 16 años fueron hallados el 17 de octubre de 2014, enterrados como NN en un cementerio municipal. Actualmente, la causa sigue abierta, y sólo hay un policía detenido. 

El documental apuesta a la indagación como núcleo que acciona el desarrollo de la historia; y a la búsqueda de sus protagonistas para conocer la verdad, en una suerte de investigación paralela a la justicia. Desde el inicio, la cámara recorre el barrio “12 de octubre”, donde Luciano vivía y registra los últimos lugares en los que estuvo. En ese transitar se intercalan testimonios de familiares y gente cercana, escenas del juicio oral, e imágenes del destacamento donde fue torturado. También aparecen personalidades claves en el caso, que creyeron en ellos: Adolfo Pérez Esquivel y miembros de la APDH, Nora Cortiñas e integrantes del CELS. 

En esa reconstrucción de los hechos, la voz de Vanesa Orieta guía el relato y pone rostro a un dolor profundo que potenció su lucha inclaudicable. Se organizaron marchas, movilizaciones, y diversas actividades en nombre de su hermano. Las imágenes la muestran reclamando justicia en los medios, y la acompañan en el viaje a la ONU en Ginebra, para denunciar el crimen caratulado de lesa humanidad. 

“Elegir contar esta historia es, para nosotros, una ocasión para sensibilizar masivamente a grupos de personas que podrán conocer por primera vez, o traer una vez más a la memoria, una historia fundamental de ser contada: la historia de la desaparición forzada en democracia en Argentina de Luciano Arruga, y de cómo sus familiares y amigos lucharon hasta encontrarlo”.

La complejidad del tema y las aberraciones cometidas, tienen peso e importancia por sí mismas. También respeto. Los directores parten del documental clásico, para dar forma a un discurso apelativo que interpela al espectador en su rol de testigo y partícipe de ésta sociedad. 

¿Quien mató a mi hermano?visibiliza la violación e incumplimiento de los Derechos Humanos dentro del Estado, y enfatiza el esfuerzo de una familia humilde, abusada por sus orígenes, que logró resistir frente a todo y alcanzar gran parte de la verdad. La imagen de Luciano quedó en la memoria de remeras, pancartas, grafitis y en un grito multitudinario: “Luciano Arruga, Presente. Ahora y siempre!.”

¿QUIEN MATO A MI HERMANO? 
¿Quién mató a mi hermano? Argentina, 2019.
Dirección y guion: Ana Fraile y Lucas Scavino. Montaje: Lucas Scavino/Fotografía y Cámara: Ana farile y Victoria Panero/ Música: Pablo Bregante y Daniel Calabrese. Duración: 88 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here