Compartir

La opera prima de Ana García Blaya, Las buenas intenciones, abrió la 28 edición del Festival Biarritz Amérique Latine luego de su paso por el Festival de San Sebastián, donde se alzó con el Premio de la Juventud.

El relato, ambientado a principios de los noventa en Buenos Aites, está centrado en la relación de un padre separado con sus tres hijo pero en especial con Amanda, que por las características del papá -unslackeren toda la regla- debe asumir responsabilidades de adulto y cuidar de sus dos pequeños hermanos.

Las buenas intenciones es la primera película de Ana García Blaya, formada en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here