Compartir

Bolivia 2020 muestra los dientes. Urbana, pagana y oscura, cóctel explosivo que relata desde el doble filo de la maldad. Su protagonista “Muralla” Rivera (Fernando Arze Echalar) es un ídolo futbolístico, más que popular, devenido conductor de un minibús que recorre las turbias calles de La Paz. Su presente palpita al pulso de la urgencia, su hijo espera una operación que definirá su continuidad en este mundo.

Muralla transita la ciudad y en la oscuridad conoce a los múltiples agentes del mal, malandras de última hora que se dedican a lucrar con el secuestro y la sustancia que consume las almas de los citadinos. En su descenso al infierno, el fin-la vida de su hijo- justifica los medios, pacta crueles tratos con los diablos. Un catálogo de pagas retribuye el secuestro y la entrega de personas a una red de tráfico de drogas y de trata de blancas. En primera persona vemos la labor de Echalar por construir un Muralla decadente, sumido en la desesperación y la contradicción de esperar el bien por el camino del mal.

Este factor impregna la ciudad, intrincada, sin opción a una mínima configuración u ordenamiento espacial para el espectador. Perdidos, Patiño nos entrega el descenso, la decadencia moral y la crueldad como lugares reales de los que no se puede escapar. El salvajismo de la selva se cristaliza en la dinámica impúdica de las urbes latinoamericanas, construyendo verdaderas ciudades góticas donde la injusticia y la crueldad son monedas corrientes.

Una vez concretado el pacto la ambigüedad del mal hace sentir su efecto, el medio condena el fin anhelado por Muralla, convirtiendo su periplo en una pena. Planos contrapicados y primera persona otorgan gran dinamismo a un drama que por momentos obtiene ribetes de thriller negro. Consolidado antihéroe Muralla camina por el borde de la maldad tratando de retomar la estabilidad, la venganza y la búsqueda de la ofrenda otorgada a los demonios parecen el único plan de redención. El final será cosa tan antigua y popular como los periplos relatados en los libros antiguos.

MURALLA
Muralla. Bolivia, 2018.
Dirección: Gory Patiño. Guion: Rodrigo Patino, Fernanda Rossi, Camila Urioste. Intérpretes: Pablo Echarri, Juan Carlos Aduviri, Luis Aduviri, Fernando Arze Echalar, Freddy Chipana. Duración: 110 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here