Compartir

¿Por que tendremos que ir tan lejos para estar acá?
Charly García

Bernadette Fox (Cate Blanchett) fue una arquitecta famosa, disruptiva y con una mirada original. Si escuela arquitectónica se basaba más en solucionar problemas que en la mirada formal de la cosa. Escribo en tiempo pasado por que al momento de empezar la historia está alejada de la vida profesional y dedicada plenamente a su hija. Bernadette es de una intensidad arrolladora, su familia está formada por una hija que pinta ser al menos tan genial e inquieta como la madre y el esposo de Bernadette, que es un genio que creó un programa que hizo que Microsoft lo contratara. Los tres viven en Seattle en una casa antigua derruida que se encuentra en arreglos, al menos eso piensa el espectador pese a que nunca se ve a nadie trabajando en la reconstrucción de la vivienda familiar. La vida social de Bernadette está ocupada por las actividades curriculares e incluso por las extra curriculares de la hija y por una actividad llena de problemas de gente acomodada que se preocupa de los males del mundo pero no ve los males que están dentro de sus propios hogares. Bernadette se consiguió un gran alivio personal, Manjula, una asistente de Nueva Delhi con la que se comunica a través de una aplicación de su celular, la chica asiste en todo, le hace compras por internet y así pasan los días de esta gente de Seattle, entre almuerzos solidarios y planes de viajes. Justo en el momento en que el espectador se empieza a preguntar porqué debería importarle lo que le pasa a Bernadette y a toda es gente, aparecen los detalles que dejan ver que nada es tan perfecto, que las relaciones de todo ese grupo de colegios privados y empleos en la cúpula del sistema no es mucho mejor que lo que pasa en cualquier otro lado y que ni Manjula, la asistente a distancia de Bernadette, es lo que parece.

Linklater se apoya para contar la historia en el histrionismo de Cate Blanchett, pero no es ella el único sostén de esta película, porque allí están Kristen Wiig y Billy Cudrup como pilares de todo además y sobre Emma Nelson que hace de la hija de Bernadette Es la primera vez que Linklater toma una novela y la vuelve propia para contar de modo ágil el aparente, el desmoronamiento de una persona, logrando mantener el equilibrio entre la comedia y el drama en su punto justo.

Bernadette y su esposo organizan un viaje a la Antártida para estar con su hija antes de que entre al colegio internado que eligió y es ahí donde todo estalla y la película se transforma en el viaje de Bernadette buscando su identidad, mientras su esposo y la hija la buscan en lugares remotos de la Antártida.

¿Dónde estás Bernadette? arranca como comedia, bordea el drama y se acomoda en un espacio intermedio para hablar de cómo en un mundo que parece perfecto también anidan el vacío y la decepción. Bernadette perdió el camino y la familia junto a ella, trata de encontrar un camino propio lejos de las exigencias de la sociedad careta en la que viven al comienzo de la historia.

¿DÓNDE ESTÁS, BERNADETTE?
Where’d You Go, Bernadette? Estados Unidos, 2019.
Dirección: Richard Linklater. Guión: Richard Linklater, Holly Gent y Vincent Palmo. Elenco: Cate Blanchett, Emma Nelson, Kristen Wiig, Steve Zahn, Judy Greer, Laurence Fishburne, Troian Bellisario, Billy Crudup, Claudia Doumit, Jóhannes Haukur Jóhannesson. Producción: Megan Ellison, Nina Jacobson, Brad Simpson y Ginger Sledge. Distribuidora: Digicine. Duración: 109 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here