Al cumplirse cien años del estreno de El automóvil gris, considerada la perla del cine silente mexicano, el Festival Internacional de cine de Morelia (FICM) reestrenó una copia restaurada de la cinta.

El largometraje, que cuenta las fechorías de un grupo de ladrones vestidos con uniformes del ejército y que huyen en un auto de color grisáceo luego de cometer sus robos, fue exhibida en el teatro Melchor Ocampo de la capital del Estado de Michoacán, en una función especial amenizada con música de piano en vivo.

Algunas secuencias que se exhibieron en Morelia no se habían visto en cien años destacó la Cineteca Nacional de México, encargada de la misión de restauración que realizó el Laboratorio de Restauración Digital.

La restauración del material, en 35 milímetros, duró más de cuatro años y acometió mejoras en la estabilización de la imagen, la corrección de color y el sonido.

En la versión restaurada presentada durante la decimosétima edición de Morelia, la película incluye todos los fragmentos que han sido rescatados y dura tres horas y cuarenta minutos.

En la función de Morelia, el músico mexicano José María Serralde acompañó al piano la proyección con una composición propia debido a que nunca se encontró la partitura original.

“Es una partitura improvisada al estilo de los cines de la época. Abordamos la música desde la pregunta de qué hubiera pasado si a un concertista joven de esos años lo hubieran invitado una tarde en el cine a musicalizar esa versión”, comentó ante una sala llena de público y entusiasta.

El automóvil gris (1919) es una de las primeras películas mexicanas y está basada en hechos reales ocurridos en 1915. Fue dirigida y fotografiada por el cineasta Enrique Rosas y está considerada una de las joyas del cine mudo no sólo mexicano, sino también de la historia del cine internacional.

Originalmente la película fue concebida en doce capítulos, como si de una serie se tratara, y en dos ocasiones durante el siglo XX fue sonorizada.

“Esta película pertenece a un género que está entre la ficción y el documental; se intenta crear con eventos criminales de la época, pero también hay tintes de la época de la post verdad”, comentó durante la función el bisnieto del director de la cinta, Enrique Rosas, cuya familia ha trabajado arduamente en la conservación del largometraje.

La presentación del pase en Morelia corrió a cargo de la fundadora y directora general del Festival de Morelia, Daniela Michel acompañada de Oriana Sánchez e Itzel Razo, coordinadoras del circuito de la Cineteca Nacional; además de Enrique Rosas, bisnieto del cineasta del mismo nombre, y del pianista José María Serralde.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here