Compartir

En 1980 se estrenaba El resplandor, dirigida en por Stanley Kubrick sobre libro de Stephen King. Para el momento en que se estrenó, el autor de Carrie era aún autor en ascenso mientras que Kubrick era un genio del arte y el actor que protagoniza esa película, Jack Nicholson, ya era una mega estrella que se convertía en un icono de El resplandor. King se ha cansado de decir que la película de Kubrick no lo satisfacía y la razón de ese enojo es que en el libro, el personaje de Nicholson aparece claramente como víctima del delirium tremens y su alcoholismo tiene un papel central, mientras que en la película ese tema es muy lateral. Años después el escritor, ya convertido en una estrella, retoma aquella historia acaso para hacer justicia con su mirada sobre aquellos personajes.

En el comienzo de Doctor sueño se deja en claro qué ha pasado con Danny Torrance y que las capácidad especiales del hijo de Jack, el cuidador del hotel que interpretaba Nicholson, duermen. Danny las usa para ayudar a morir a los ancianos de un hogar para adultos mayores donde trabaja, también lleva ocho años sin tomar alcohol y es un activo participante de AA. Al mismo tiempo, un grupo atraviesa América cazando gente, son un fuerza comandada por una líder que los organiza y es la administradora de la energía que los provee de los poderes especiales -el mismo que posee Danny, que llama “resplandor”-. Este grupo captura gente y les chupa la energía, son casi eternos, perciben la existencia de gente con la energía que necesitan a kilómetros de distancia y las víctimas son preferentemente niños, ya que en ellos la energía está más presente que en los adultos. Un día Danny se conecta con una nena con sus mismos poderes y también con el grupo de cazadores. La nena percibe también a Danny y al grupo y la líder del grupo sólo percibe la poderosa fuente de energía que es la chica negra que se llama Abra. Ahora Danny está obligado a salir de su escondite ideal para atravesar América y proteger a Abra. Todo ese proceso le lleva a la película varios minutos y al director Mike Flanagan no le preocupa, se toma el tiempo necesario.

Todo lo comentado lleva a que Dany y la chica negra se unan para luchar contra el grupo hambriento de energía para seguir viviendo. ¿Y qué mejor para el enfrentamiento final que buscar un territorio donde Dany sabe que las fuerzas energéticas están muy activas? Seguramente ya adivinaron que el tercer acto se desarrolla nada más ni nada menos que en el hotel donde tuvieron lugar los incidentes de la película original. A partir de allí, Doctor Sueño deja de tener vida propia para asumirse como una película que funciona como epílogo de la de Kubrick. El director copia planos de aquella película y deja en claro que Kubrik quizás no haya sido fiel al libro de Stephen King, pero era un genio de la puesta en escena y Nicholson aún estereotipado sobresale por la energía que puso en ese clásico que hoy es El resplandor.

Doctor Sueño sigue paso a paso lo que ocurre en el libro y quizás King entienda ahora que no todas las decisiones literarias pueden pasar a una película, porque lo que se lee puede parecer interesante y con lógica, pero pasado a la pantalla es imposible de creer.

Ewan McGregor está bien como Danny Torrence pero las dos mujeres del elenco se roban la función: por un lado Rebecca Ferguson como Rose The Hat, la líder del grupo de cazadores de almas y Kayleigh Curran, la chica que le da vida a Abra, la fuente que irradia un resplandor poderoso.

Flanagan es un experto en filmar historias de terror (Oculus, Somnia: Antes de despertar, Ouija: El origen del mal ) y logra momentos de un clima denso pero en otros da un poco de vergüenza ajena. De todas maneras los fans seguramente rescatarán lo bueno de la película y el hecho de que les han traído la continuación de una historia que muchos esperaban conocer para por lo menos volver a aquel hotel y visitar los fantasmas del pasado.

DOCTOR SUEÑO
Doctor Sleep. Estados Unidos, 2019.
Dirección y Guión: Mike Flanagan. Elenco: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Cliff Curtis, Bruce Greenwood, Carl Lumbly, Zahn McClarnon, Henry Thomas, Alex Essoe, Jacob Tremblay. Producción: Trevor Macy y Jon Berg. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 151 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here