Compartir

– Son un grupo de bomberos forestales listos para luchar contra el fuego que devora los bosques, pero incapacitados para cuidar de un trío de huérfanos que vienen escapando de la atención de los servicios sociales.

Eso debe haber dicho el creador de esta película a la hora de convencer a Nickelodeon para que ponga la plata, seguro que con la ambición de reventar los cines con la familia. Pero desde aquí uno se pregunta si realmente había necesidad de que eso sucediera.

John Cena viene forjando su carrera como héroe de acción y de comedia, un poco al estilo de Arnold Schwarzenegger pero con fortuna diversa, pero hasta ahora nunca había estado en algo tan fallido. Su personaje es un aspirante a jefe de bomberos que viene de una prosapia de bomberos, pero que emocionalmente y mentalmente no parece haber madurado demasiado. El resto del cuartel está conformado básicamente por John Leguizamo y Keegan Michael Kay. Nadie sale indemne de este engendro, Leguizamo está perdido y Michael Kay se esfuerza tratando de forzar situaciones y es una pena que nadie le dijera: Afloja Michael! Ni siquiera se salva Judy Greer, que es el interés amoroso del protagonista y que suele brillar en sus participaciones.
No hay situación que no provoque vergüenza ajena, ni chistes que funcionen y eso que prueban con algunas situaciones escatológicas que habitualmente despiertan sonrisas, pero la falta de timing para la comedia de los involucrados es notable y podría decirse que digna de estudio.

JUGANDO CON FUEGO
Playing with Fire. Estados Unidos, 2019).
Dirección: Andy Fickman. Guión: Dan Ewen y Matt Lieberman. Intérpretes: John Cena, Keegan-Michael Key, John Leguizamo, Brianna Hildebrand, Christian Convery, Finley Rose Slater, Tyler Mane, Judy Greer, Dennis Haysbert, Jessica Garcie. Producción: Todd Garner y Sean Robins. Distribuidora: UIP. Duración: 96 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here